Cataluña, en situación "crítica", reserva toda su capacidad sanitaria a actividades "urgentes y no aplazables"

Un paciente de covid-19 es atendido en el Area de Vigiláncia Intensiva del Hospital Clínic de Barcelona.
Un paciente de Covid-19 es atendido en el Area de Vigiláncia Intensiva del Hospital Clínic de Barcelona.
FRANCISCO AVIA / HOSPITAL CLINIC / EFE

La Generalitat de Cataluña reservará a partir de ahora toda la capacidad de su red sanitaria a actividades que se consideren "urgentes, emergentes y no aplazables" ante la situación "crítica" en la que se encuentra su sistema de salud y en previsión de que en los próximos 10 días todavía siga incrementándose el número de pacientes hospitalizados debido al aumento de contagios por Covid-19 en las últimas semanas.

Así lo recoge la resolución por la que se acuerdan medidas de reserva de la capacidad asistencial de los recursos del Sistema Público de Salud de Cataluña orientadas a la gestión de las necesidades de atención sanitaria producto del impacto de la quinta ola causada por el SARS -Cov-2 con el fin de "optimizar al máximo posible" todos los recursos de los que dispone "dada la presión actual, proporcional a los niveles de la primera ola" que están viviendo tanto la atención primaria, como el 061 y su red de hospitales.

Según el último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Cataluña es la región con una mayor incidencia acumulada de casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, con 1.184,80, y también es la comunidad que más casos ha reportado en la última semana, 40.851.

Asimismo, lidera el ranking de hospitalizados, con 2.677, e ingresados en UCI, con 505, y, además, sus unidades de cuidados intensivos son las más tensionadas, con un 40,05% de camas UCI ocupadas por estos pacientes, cuando la media en España es del 14,10%.

Ante este escenario, el Gobierno catalán ha decidido reservar toda su capacidad asistencial para la realización solo de toda aquella "actividad urgente y emergente o no aplazable", teniendo en cuenta además que, respecto a la primera ola, la demanda de patología urgente y emergente no Covid es más alta, lo que provoca que los niveles de presión sobre el sistema sanitario sean "muy elevados", según la Generalitat.

El Ejecutivo catalán precisó que las medidas, que afectan a todos los niveles asistenciales, buscan poder "hacer frente a una demanda muy importante", y al mismo tiempo, garantizar el descanso del colectivo sanitario "que lleva haciendo un esfuerzo mantenido desde el inicio de la pandemia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento