La presión hospitalaria sigue subiendo: hay casi 8.000 personas ingresadas por COVID en España

Cvirus.-Almería duplica las hospitalizaciones e ingresos en UCI en una semana, con una media de edad de 39 años
Un enfermo de COVID-19 en una UCI y dos sanitarios.
20M EP

Cuando comenzó julio, los hospitales españoles contaban con 2.357 personas ingresadas por COVID-19. Dos semanas después, eran 4.705. Este viernes, casi alcanzan las 8.000. El avance imparable de la quinta ola de la pandemia ha provocado que, en apenas 21 días, la ocupación en planta y en las Unidades de Cuidados Intensivos de los centros sanitarios se haya disparado, a pesar de la vacunación y la consiguiente reducción de los casos graves de la enfermedad.

En tan solo tres semanas, la cifra de personas hospitalizadas en España se ha multiplicado por más de tres, hasta alcanzar las 7.955, y las UCI también han visto cómo se duplicaba el número de ingresos, desde los 584 de principios de mes hasta los 1.292 actuales. Esto ha supuesto un aumento considerable de la presión, que se sitúa en el 6,64% y el 14,10%, respectivamente, y muestra una clara tendencia al alza.

Aunque los datos de muertes y de casos graves de COVID-19 son en estos momentos muy inferiores a los de olas anteriores gracias a la vacunación, ni siquiera el buen ritmo de la campaña de inmunización -que ya ha logrado proteger completamente al 53,5% de la población (25.398.978 personas)- ha conseguido evitar estos nuevos ingresos en planta y en UCI.

Cataluña, en una coyuntura "muy crítica"

La situación es particularmente dramática en Cataluña, donde la ocupación de camas UCI se eleva hasta el 40,05%, con 505 personas ingresadas en estos servicios. La comunidad está siendo la más castigada por esta quinta ola de la pandemia y ha llegado a superar una incidencia acumulada de 1.240 casos por 100.000 habitantes a 14 días, si bien ahora encadena ya cuatro jornadas con este indicador a la baja. No obstante, todavía deberá pasar un tiempo para que esta tendencia descendente se refleje en las hospitalizaciones.

Así lo explicó este jueves el conseller de Salut del Govern, Josep Maria Argimon, que afirmó que todavía faltan "semanas" para que la situación en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales catalanes se normalice, con cifras de ingresos COVID previos al estallido de la quinta ola. 

"Aún nos queda un largo recorrido", ha remarcado Argimon, que ha calificado de "muy crítica" la situación en los hospitales. Aunque Cataluña ha rebasado ya el pico de contagios, el conseller aseguró que en unas semanas continuará "creciendo mucho la presión en atención primaria, hospitalaria y UCI. "Y todo esto en plenas vacaciones", recalcó. Por eso, las autoridades han acordado este viernes reservar toda la capacidad para "actividad urgente, emergente y clínicamente inaplazable" en todos los niveles asistenciales.

Restricciones para frenar los contagios

Si bien la coyuntura es especialmente preocupante en Cataluña, todas las comunidades están observando este aumento de los ingresos y han optado por endurecer las restricciones vigentes, con el objetivo de evitar la saturación de los hospitales. Para ello, han recurrido a prohibir la movilidad de madrugada, limitar el número de personas de las reuniones y cerrar el ocio nocturno.

Así, son varias las autonomías donde la Justicia ya ha dado luz verde al toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana, como Cataluña, Cantabria, Navarra y Comunidad Valenciana. Algunas están a la espera de que los tribunales se pronuncien para aplicar esta medida en sus territorios más afectados por la pandemia, como Aragón, y otras recomiendan a sus ciudadanos no circular en esa franja horaria, como el País Vasco.

Este retroceso en la desescalada se produce apenas un mes después de que la incidencia acumulada comenzase a aumentar de nuevo desde el mínimo de 92 casos por 100.000 habitantes marcado el pasado 22 de junio. Llega en plenas vacaciones de verano, con agosto a las puertas, lo que ha desatado el temor de las comunidades no solo al colapso de los hospitales, sino también a un impacto en el turismo y la pérdida de la temporada estival por segundo año consecutivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento