La Guardia Civil detiene a uno de los cabecillas de la conocida como Banda del Seat León

La Guardia Civil de la Comandancia de Gijón ha detenido en la tarde de ayer jueves a J.S.S., de 32 años y sin domicilio fijo conocido, como uno de los cabecillas de la conocida Banda del Seat León que cometen atracos en numerosos establecimientos de la geografía asturiana. Será trasladado este viernes al Centro Penitenciario de Asturias.
La Guardia Civil detiene a uno de los cabecillas de la conocida como Banda del Seat León
La Guardia Civil detiene a uno de los cabecillas de la conocida como Banda del Seat León
20M EP

Ha sido detenido por ser el presunto autor de un robo con fuerza, un robo de vehículo a motor, un delito de daños, un delito contra la seguridad vial y otro de pertenencia a grupo criminal.

Los hechos que ahora se le imputan, fueron cometidos en la madrugada del pasado 7 de julio, cuando tras sustraer un vehículo Seat Ibiza estacionado en la localidad de Llanera, se desplazaron hasta Siero, donde sustrajeron cajetines de máquinas recreativas y dinero de la máquina registradora tras romper la puerta de entrada por el método del "alunizaje". Posteriormente abandonaron el vehículo sustraído en la localidad de Las Regueras. Desde hace meses, la Guardia Civil seguía la pista al ahora detenido, J.S.S., de quien se conoce su gran actividad en el grupo, investigándose su posible participación en al menos otros 18 robos, 15 en establecimientos y tres de vehículos a motor.

A esta persona le constan además, ocho requisitorias de detención, cuatro de ellas para su ingreso en prisión de los Juzgados de lo Penal de Oviedo y Langreo y de personación de los Juzgados de Instrucción de Lena, Oviedo y Avilés, la mayoría de ellos porsu implicación en robos.

El modo de operar de este grupo, es el robo en gasolineras, comercios o establecimientos de hostelería a los que se desplazan en vehículos previamente sustraídos. El modo de acceder a estos establecimientos es siempre violento, desde tapas de alcantarilla para romper los cristales de las puertas de acceso, hasta alunizando el coche que conducen, por lo que provocan grandes daños en los lugares en los que roban. En el caso que haya dependientes en el interior, utilizan la violencia para amenazarlos y hacerse con el botín.

Los robos, los ejecutan con gran rapidez, actuando en grupos de tres o cuatro personas, que siempre varían, y mientras el conductor se queda en el habitualmente en el vehículo, los demás se adentran en los establecimientos para hacerse con el botín, hecho este que no suele durar más de unos minutos. En alguna ocasión se tiene conocimiento de que utilizan coches 'lanzadera' para evitar así la acción policial.

Finalizada su acción, huyen a gran velocidad y se trasladan rápidamente a otra población donde repiten la misma actuación en otro establecimiento, llegando en alguna ocasión a sustraer hasta tres o cuatro vehículos y perpetrar otros tantos robos en establecimientos de distintas poblaciones en una misma noche.

Para garantizar su impunidad y dificultar lo más posible su identificación, recurren a ocultar sus caras con pasamontañas, bufandas tubulares y gorras, sobre las que a su vez se ponen las capuchas de las prendas de vestir que utilizan. Emplean guantes para no dejar huellas, así como ropas oscuras y de tipo deportivo. Esta circunstancia dificulta enormemente su identificación.

Una vez que finalizan su periplo, en unas ocasiones abandonan los vehículos sustraídos en aparcamientos públicos, calles o caminos y en otras ocasiones en lugares apartados donde les prenden fuego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento