Sánchez recupera para el Congreso del PSOE la vieja promesa socialista de revisar el concordato con el Vaticano

  • Rubalcaba lo prometió en 2012 y Sánchez hizo lo propio en 2014, tras ser elegido secretario general por primera vez.
  • La medida estaba en el programa de 2015, 2016 y octubre de 2019, y en las resoluciones del PSOE de 2013 y 2017.
  • Unidas Podemos pide que el compromiso de los socialistas no se quede en "papel mojado".
El presidente Sánchez, secretario general del PSOE, en un acto de partido.
El presidente Sánchez, secretario general del PSOE, en un acto de partido.
PSOE

El PSOE se dispone a recuperar una vieja promesa de cara a su 40º Congreso Federal, que se celebrará en otoño: el partido liderado por Pedro Sánchez planteará en ese cónclave la necesidad de actualizar los acuerdos con el Vaticano, un compromiso que, con diferentes matices y formatos, llevan repitiendo los socialistas desde 2012.

De acuerdo con la información adelantada este viernes por la Cadena SER, la ponencia del Congreso socialista señala que "es el momento" de "actualizar los acuerdos con la Santa Sede", así como de aprobar una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones, medida que ya figura en el pacto de coalición con Unidas Podemos.

Aunque es habitual hablar de "el concordato" con la Santa Sede, en realidad son varios los acuerdos vigentes entre España y el Vaticano: en 1976 se firmó un primer pacto y tres años después, en 1979, se firmaron un total de cuatro textos con rango de tratado internacional y que regulan asuntos jurídicos, económicos, culturales y de enseñanza y de asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas.

Ahora, los socialistas se disponen a incluir en su documento guía para los próximos años el compromiso de revisar estos acuerdos, siempre desde el "diálogo con la Iglesia, buscando el consenso" e impulsando un nuevo pacto "propio de nuestro tiempo" y que respete la "adecuada distinción entre el Estado y la Iglesia, beneficiosa para ambos".

Vieja promesa

Lo cierto es que los socialistas llevan casi diez años planteando la necesidad de revisar estos acuerdos –"denunciarlos", de acuerdo con la terminología propia del derecho internacional–. Ya en febrero de 2012, Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces secretario general socialista, afirmó: "El PSOE se replanteará seriamente la revisión del acuerdo con la Santa Sede".

Ese compromiso quedó plasmado en la resolución de la conferencia política de 2013 –aún previa a la llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE–, donde los socialistas se prometieron proponer "al Parlamento la denuncia de los Acuerdos de España con la Santa Sede" y "mantener" ese "compromiso" a su llegada al Gobierno. 

En su primer discurso como líder socialista, el propio Sánchez mantuvo esta idea: "Derogaremos los acuerdos de la Santa Sede", dijo en julio de 2014, tras ser elegido. La medida aparece igualmente en los programas con los que se presentó a las generales de 2015 y 2016, donde figura literalmente el compromiso de "denunciar los Acuerdos de España con la Santa Sede".

Poco después fue descabalgado de la Secretaría General, y en el documento con el que se presentó a las primarias del PSOE incluyó nuevamente la medida: "Es preciso proceder a la denuncia de los cuatro Acuerdos suscritos entre España y la Santa Sede en 1979, que dieron continuidad al Concordato establecido en 1953 entre el Régimen franquista y la Santa Sede", rezaba su programa.

Tras recuperar el liderazgo del partido, Sánchez volvió a incluir este punto en las resoluciones del 39º Congreso, celebrado en 2017, donde se establece que "es preciso proceder a la denuncia de los cuatro Acuerdos suscritos entre España y la Santa Sede en 1979" y que el PSOE "promoverá una Ley de Conciencia y de Libertad religiosa".

Sánchez dejó este punto fuera de su programa de las elecciones generales de abril de 2019. Pero, poco después, de cara a la repetición de los comicios en octubre, volvió a incluir la promesa de denunciar los acuerdos como una de las claves para la "mejora de la calidad democrática" de España.

Unidas Podemos presiona

Tras conocer la intención del PSOE de incluir la denuncia del Concordato en su próximo Congreso federal, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, instó a los socialistas a que su postura "no se quede en papel mojado", y advirtió de que UP "no ha encontrado" el apoyo de los socialistas cuando se han planteado "decisiones difíciles" para acabar con los "privilegios de la Iglesia católica"

En concreto, Belarra citó medidas como la reversión de las inmatriculaciones "ilegales" de la Iglesia o reclamar que abonen el IBI en sedes y templos, para que se "corresponsabilicen" con los ingresos del conjunto del Estado.

"Es una buena noticia que lo expresen así en sus documentos para su Congreso. Pero me gustaría que no se quedara en papel mojado y se tradujera en cambios legales. Y, por ejemplo, pudiéramos acabar de una vez por todas con ese acuerdo con la Santa Sede, el concordato, y poder sacar la religión de las escuelas públicas de nuestro país", agregó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento