El sueño madrileño por lograr el sello de la Unesco: el inicio de Botella, el impulso de Carmena y la recta final de Almeida

Madrid conocerá este fin de semana si el Paseo del Prado y el Retiro son declarados Patrimonio Mundial
El eje Paseo del Prado y el Retiro.
20M EP

El sueño de la capital española por lograr el sello de la Unesco comenzó en 2014. Han pasado siete años desde entonces y hoy, Madrid, está a dos días de poder entrar en la lista de Paisaje Cultural con su Paseo del Prado y el Parque del Retiro, así como con su correspondiente entorno. Estos han sido los pasos que ha ido liderando el Consistorio matritense, regido por hasta tres alcaldes de distintos colores, para llegar hasta la recta final de la candidatura.

2014. La idea de Ana Botella (PP)

La alcaldesa Ana Botella anunció en 2014 la intención de Madrid de presentar el Paseo del prado y el Retiro para la lista de Patrimonio Mundial por la Unesco. La entonces regidora popular lideró la creación de un grupo de trabajo técnico de expertos en la materia que trabajaron durante cuatro años en confeccionar el dossier. Este culminó en la siguiente legislatura, ya con Manuela Carmena (Ahora Madrid) al mando de la ciudad.

2018. El impulso de Manuela Carmena (Ahora Madrid)

En abril de 2018, el Consejo de Patrimonio Histórico decidió presentar la candidatura ante la Unesco en enero de 2019. Y así se hizo. A las pocas semanas, el organismo internacional informó que estaba completo y en abril confirmaron que entraría a formar parte de las candidaturas a evaluar ese mismo año (antes solo podían evaluarse 35 candidaturas al año y ahora solo 25).

2019. La visita 'in situ' de los evaluadores

En octubre de 2019, ya el actual alcalde José Luis Martínez-Almeida atendió la visita del evaluador de la Unesco quien comprobó la candidatura in situ, recorriendo su ámbito y sus instituciones. Un mes después, una delegación técnica acudió en París a la sede de Icomos para responder oralmente a las diversas preguntas que hicieron acerca de la candidatura.

2020. Refuerzo del equipo... y pandemia

A principios de 2020 se reforzó así la estructura organizativa en el área de Cultura para esta materia. El alcalde creó una nueva jefatura de servicio de Difusión y de Patrimonio Mundial, con personal cualificado necesario para llevar los asuntos relacionados con la candidatura a Patrimonio Mundial. Un par de meses después la pandemia provocó la suspensión de la reunión del Comité que iba a tener lugar en junio de ese año en Fuzhou, China. Esta se celebraría al año siguiente.

Mientras tanto el Consistorio trabajó en la marca y difusión de la candidatura. Se encargó al diseñador Manuel Estrada la creación de un logo y una marca del Paisaje de la Luz.

2021. El informe de Icomos y la recta final de Almeida

En 2021 la Unesco anunció que la reunión del comité se haría online y con presencia mínima de representantes. El susto llegó en junio. A principios de ese mes se hizo público el informe de Icomos sobre la candidatura madrileña. Este informe rechaza la candidatura conjunta de Prado y Retiro al considerar que son de épocas históricas diferentes. Pero en Ayuntamiento insiste en que la esencia de la candidatura, la razón por la que Madrid tiene algo nuevo que aportar a la lista es ser el primer espacio verde en la historia del urbanismo europeo. Y esto no se entiende sin El Retiro. 

Así Almeida invitó al embajador de España ante la Unesco a visitar la candidatura y a mantener reuniones de trabajo con los técnicos municipales para analizar las observaciones de Icomos y apartar argumentos para su defensa en el Comité. Asimismo el Ayuntamiento organizó un encuentro de embajadores de los países miembros del Comité en Madrid, para mostrarles el contenido de la candidatura y solicitar su apoyo a la misma. El Paisaje de la Luz será valorada por el Comité este domingo a partir de las 13.00 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento