El Gobierno salva en el Congreso el decreto de las mascarillas entre críticas de "irresponsabilidad" por el aumento de contagios

  • Se prolonga así la posibilidad de estar sin ellas en espacios abiertos cuando se pueda guardar 1,5 metros de distancia de seguridad.
  • Darias insiste en el fin de la obligación de mascarillas en el exterior porque la quinta ola afecta sobre todo a jóvenes
  • El PP vota en contra y reprocha a Sánchez querer tapar los indultos; ERC y PNV se abstienen porque no se dan las condiciones para esa medida de alivio.
  • Directo | Minuto a minuto de la emergencia sanitaria por el coronavirus.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el Congreso de los Diputados.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el Congreso de los Diputados.
EFE
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el Congreso de los Diputados.
EFE/Atlas

El Congreso ha convalidado este miércoles el decreto ley que hace casi un mes eliminó la obligación de llevar mascarilla al aire libre, de manera que seguirá siendo así y no se volverá a la obligación en todas las circunstancias, tal y como ya piden varios gobiernos autonómicos ante el aumento descontrolado de los contagios. PSOE, Unidas Podemos, JxCAT, Ciudadanos y Bildu han votado a favor de prolongar una relajación del uso de las mascarillas en contra de la que se ha manifestado el PP. También ERC y el PNV, que sin embargo se han abstenido, dado el empeoramiento de la situación epidemiológica, que ha llevado a diputados populares, nacionalistas vascos y de UPN a llamar "irresponsable" al Gobierno por anunciar el fin de la mascarilla hace un mes y ahora, por dar marcha atrás.

Finalmente, el decreto ha salido adelante por 180 votos a favor, 90 en contra y 78 abstenciones.

"Este decreto ley que que hoy debatimos entró en vigor después de que el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades dijera el 23 de junio que existía una mayor incidencia y  transmisión de la variante delta y de que pidiera a los países de la UE que no relajaran medidas de protección como la distancia de seguridad y el uso de mascarillas, especialmente entre los jóvenes. Este Gobierno no se dio por aludido y esta irresponsabilidad nos ha conducido a la España de las familias en cuarentena", ha clamado la diputada del PP Elvira Velasco, en nombre del primero grupo que ha anunciado un voto negativo. También se le ha sumado el diputado de Foro Asturias. Sin embargo, no impedirá que el Congreso vote a favor de mantener la posibilidad de no tener que llevar mascarilla en el exterior y con una distancia de 1,5 metros.

La votación ha puesto punto y final a un trámite de convalidación parlamentaria que ha empezado con un debate en el que se han visto dos posturas claramente diferenciadas. El Gobierno se ha mostrado a favor de ir dando pasos hacia la normalización dado el avance de la vacunación y han recordado que, a pesar del mensaje triunfalista que lanzó hace un mes, la mascarilla sigue siendo obligatoria salvo excepciones. La ministra de Sanidad, Carolina Darias,  ha apelando a la "responsabilidad" de los ciudadanos para seguir llevándola y ha recordado que no se eliminan las multas por no llevarla en interiores o cuando no se respete la distancia adecuada.

Por el contrario, grupos como el PP, ERC o PNV han incidido al aumento desbocado de contagios de las últimas semanas, que han llevado a una situación en la que ya no está justificado relajar una medida como el uso de la mascarilla tal y como sucedía hace un mes. ERC y PNV se han abstenido al considerar que la relajación del uso de la mascarilla "respondía a la mejoría de la situación epidemiológica de las semanas anteriores pero la situación crítica de estas semanas en Cataluña, con un incremento exponencial de los índices de contagio, nos ha obligado a retomar medidas de contención que creíamos olvidadas", ha dicho el portavoz de los catalanes, Gabriel Rufián. Incluso Bildu, que ha votado a favor del decreto, ha advertido de que "nos movemos en terreno movedizo y lo que hoy se decide puede que mañana no sirva", según su portavoz, Mertxe Aizpurúa.

Al margen de cuestiones sanitarias, el PP, Vox -que no ha aclarado su voto aunque no ha rechazado permitir a los ciudadanos ir sin mascarilla por la calle- y UPN han acusado al Gobierno de haber anunciado el fin de las mascarillas para "desviar la atención" sobre la concesión de los indultos a los políticos catalanes condenados por el procés.

Paso "prudente"

A pesar de las advertencias sobre el empeoramiento de la situación, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha subido a la tribuna a primera hora de la jornada para defender la eliminación de la mascarilla en el exterior y con una distancia de 1,5 metros como un paso "prudente" para ir "haciendo de nuestra vidas un poco mas llevaderas". 

Según ha dicho, está avalado por la "evidencia científica" y se apoya en la buena marcha de la vacunación contra la Covid que hace que en esta quinta ola los contagiados sean mayoritariamente menores de 40 años.

"Estamos asistiendo a la existencia de dos curvas de incidencia, la de personas mayores de 40 años, que no solo se mantiene estable sino en algunos tramos en descenso, y la que está por debajo [de esa edad], con una evolución totalmente diferente", ha indicado Darias.

"Tenemos una parte muy importante de nuestra población protegida", ha añadido, Como han hecho los portavoces de los grupos defensores del decreto, Darias ha insistido también en que la "norma general" es que las mascarillas son de uso obligatorio salvo que sea en exteriores y con un metro y medio de distancia. 

"Este real decreto ley mantienen obligatoriedad de las mascarillas, pero es verdad que minoramos su uso solo en determinadas circunstancias y supuestos concretos", ha dicho la ministra, que frente a las peticiones de varios gobiernos autonómicos para volver a la situación anterior al 26 de junio, ha recordado que la decisión de aliviar su uso se tomó en la Ponencia de Emergencia Sanitaria de la que forman parte representantes de "todas las comunidades autónomas".

Cerrando el debate, el portavoz socialista, Guillermo Meijón, ha abundado en la asincronía entre el momento en que se decidió permitir ir sin mascarilla por la calle y el actual al recordar que los gobiernos autonómicos del PP de Galicia, Madrid y Castilla y León lo pidieron hace semanas, pero sin mentar a los que en los últimos días han pedido una vuelta a la obligación total, entre ellos el socialista de Baleares o el del País Vasco, además de los populares Andalucía y Castilla y León.

Mascarillas e indultos

Sin embargo, estos motivos no han convencido al PP o al PNV ni han servido para lograr el apoyo de ERC al decreto o, ni mucho menos, el de Vox. El portavoz del partido de ultraderecha, Iván Espinosa de los Monteros, ha dejado claro que "no serán ellos" quienes obliguen a llevar la mascarilla pero también que el Gobierno no cuente con sus votos.

Velasco, diputada del PP, ha recordado con "ironía" las palabras con las que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció hace un mes lo que ha calificado de "una optimista noticia que desviara la atención sobre la concesión de los indultos", que se acordó dos días antes.

"Nuestras calles, nuestro rostros, recuperarán su aspecto normal, volveremos a disfrutar de una vida sin mascarillas”, ha recordado Velasco que dijo Sánchez, "algo muy distinto" a cómo se refiere ahora el Gobierno a la medida, ya que insiste en que las mascarilla sigue siendo obligatoria, salvo excepciones.

"Trasladar este mensaje de falsa seguridad ha contribuido a la situación en que nos encontramos hoy", ha dicho Velasco. "Mientras el Gobierno nos pide convalidar hoy el decreto de las sonrisas, los españoles están desconcertados", ha añadido.

No se dan las razones

El PNV ha anunciado su abstención un día después de la carta que el lehendakari, Íñigo Urkullu, envió a Sánchez pidiéndole una modificación del decreto para "sea posible reafirmar con nitidez que el uso constante en la mascarilla debe ser una obligación", algo que no ocurrirá.

"Ha dicho que se sigue manteniendo la obligación [de las mascarillas] pero minoramos su uso. Esa es la cuestión, en este momento no hay razones para minorar el uso", ha dicho a Darias la diputada del PNV Josune Gorospe, que ha insistido en que "no estamos en el mismo lugar" que cuando se decidió aliviar el uso de la mascarilla.

"Usted sabe que en este momento la variante delta campa a sus anchas, es el 70% de los casos en Euskadi, sabe que la trasmisión de esta variante es mucho más importante que cuando se redactó la exposición de motivos de este decreto", ha casi implorado Gorospe a Darias, a la que ha pedido sin éxito "más cintura y buen juicio político" para adaptar las medidas que se toman a la situación real de la pandemia.

"El mensaje que desde esta Cámara lanzamos al exterior en esta quinta ola no puede ser que puede minorarse la obligación de la mascarilla, es una irresponsabilidad política", ha concluido la representante del PNV.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento