Bezos, a cada empleado y cliente de Amazon tras el histórico viaje al espacio: "Gracias. Vosotros habéis pagado esto"

Rueda de prensa posterior al aterrizaje.
Rueda de prensa posterior al aterrizaje.
Blue Origin
Rueda de prensa posterior al aterrizaje
BLUE ORIGIN

Jeff Bezos, el fundador de Amazon y el hombre más rico del planeta, ha alcanzado este martes el espacio junto a otros tres acompañantes y a bordo del New Shepard, un cohete de la compañía Blue Origin y con el que superó los 100 kilómetros (62 millas) de altitud. Tras la misión, el multimillonario ha reconocido en una rueda de prensa que el viaje "ha superado las expectativas drásticamente".

"Mis expectativas eran altas, pero se han superado drásticamente", ha dicho Bezos tras descender del espacio en el primer vuelo tripulado del New Shepard. El fundador de la multinacional ha agradecido, en primer lugar, a cada empleado y a cada cliente de Amazon: "Vosotros habéis pagado esto", ha bromeado ante la audiencia. 

La "paz" de la gravedad cero

Una de las sensaciones que Bezos ha querido destacar ha sido la "paz" de la gravedad cero. "Ha sido una de las mayores sorpresas, porque me sentía muy normal, me sentía sereno, pacífico", ha relatado el fundador de Amazon. "Mucho mejor que estar en plena gravedad", ha añadido.

El ex CEO de la multinacional también se ha mostrado impresionado con la "fragilidad" de la atmósfera. "Desde allí lo que ves es que es increíblemente fina. Es una pequeña cosa frágil", ha señalado, a lo que ha añadido que "mientras nos movemos por nuestro planeta la estamos dañando".  

En el interior de la cápsula montada en la cúspide del cohete iban también la piloto de 82 años Wally Funk; Oliver Daemen un estudiante neerlandés de 18 años e hijo de un multimillonario, y Mark Bezos, hermano de quien hasta hace poco era el consejero delegado de Amazon.

"La persona más graciosa en el espacio"

También en la rueda de prensa posterior a este viaje exprés, el neerlandés Oliver Daemen, que desde este martes es la persona más joven en subir al espacio, ha coincidido con Bezos en la "tranquilidad" y la "naturalidad" de la gravedad cero. Durante su intervención, Daemen ha deseado que la experiencia que acababa de vivir llegue a "cada vez más y más gente". "Es realmente increíble", ha concluido el joven. 

Mark Bezos, al que su hermano se ha referido como "la persona más graciosa que ha estado en el espacio", se ha mostrado sorprendido por la aceleración y el efecto que ha tenido sobre ellos mientras ascendían a bordo del New Shepard. "Nos dijeron qué se sentiría cuando subiésemos, es una de esas cosas que ya has escuchado y que anticipas, pero mientras subía, estaba acelerando increíblemente", ha relatado ante los medios. 

Por su parte, Wally Funk ha expresado, visiblemente emocionada que no podía explicar cómo se sentía. "Me sentí genial y pensé 'estoy en el espacio'", ha dicho, mientras agradecía a Bezos que lo haya hecho posible para ella. Funk ha añadido que ha estado "esperando mucho tiempo para llegar finalmente allí", incluso cuando era "más fuerte que los chicos", y ha mostrado su deseo de regresar. "Quiero ir de nuevo, rápido", ha subrayado ante la audiencia presente en la rueda de prensa y el resto de tripulantes del vuelo.  

100 millones de dólares al chef español José Andrés

Bezos también ha puesto en marcha una nueva iniciativa filantrópica, 'Courage and Civility Award', en la que el español José Andrés, chef y filántropo, ha recibo uno de los dos galardones, junto a Van Jones. Recibirá un total de 100 millones de dólares de la Fundación Bezos para continuar con sus proyectos.

"Estoy muy agradecido por esto" ha dicho, emocionado José Andrés. "Nos permite mirar más allá del siguiente huracán", ha añadido, porque gracias a este empuje, "ahora es el momento de pensar a lo grande, con la urgencia del hoy", ha expresado quien hace unas semanas ganó el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

Según ha aclarado Bezos, Andrés y Jones decidirán si destinan ese dinero a sus propias organizaciones o lo donan a otras instituciones benéficas de su elección.

La misión ha durado unos 11 minutos. Tres minutos después de despegar, la cápsula con sus ocupantes se desacopló sin contratiempos del cohete propulsor y superó la línea imaginaria de Karman, situada a 99,7 kilómetros de la Tierra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento