Castilla y León pide a su población que actúe como si hubiera toque de queda

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea
JCYL

El Gobierno de Castilla y León ha pedido a su población que actúe como si hubiera un toque de queda, una medida que el Ejecutivo autonómico decidió que no iba a volver a solicitar al Tribunal Superior de Justicia por el rechazo que expresó al respecto en anteriores ocasiones.

En la rueda de prensa semanal sobre la situación de la pandemia en la Comunidad, la consejera de Sanidad autonómica, Verónica Casado, ha catalogado de "explosión" los contagios de covid en esta quinta ola que "ya no solo están afectando a jóvenes", sino que ya se está trasladando a otros grupos de mayor edad.

Petición de que vuelva la mascarilla

Preguntado por la petición del presidente del País Vasco, Íñigo Urkullu, de que vuelva la obligatoriedad de las mascarillas en exteriores, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha recalcado que la Junta de Castilla y León lleva "semanas" pidiéndolo.

Como ha explicado Casado, el toque de queda y el uso de las mascarillas son las dos medidas más eficaces que se pueden adoptar para frenar esta quinta ola, pero ambas "no dependen" del Gobierno autonómico, sino que una debe contar con un aval de la justicia que no se contempla en Castilla y León sin un marco como el estado de alarma y una segunda de las mascarillas que depende del Ejecutivo central. Tampoco se contempla en otras comunidades, como Navarra, donde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad ha rechazado el toque de queda que iba a entrar en vigor esta misma madrugada

En este sentido, desde la Junta de Castilla y León han apuntado a los "falsos mensajes de seguridad" que se han dado desde el Gobierno el motivo de esta quinta ola: "Hemos relajado a la población, hemos mentido al virus, hemos dicho que volvían las sonrisas...", ha lamentado Igea.

Nuevas restricciones en la hostelería

Desde hoy y durante 14 días se prohíbe el consumo en barra o de pie en los establecimientos hosteleros de Castilla y León, que restringen el aforo al 75% con un máximo de diez personas por mesa, y que adelantan el cierre media hora, a la una y media de la madrugada, entre otras medidas para controlar la quinta ola de la covid.

Un mes han durado las barras de los bares abiertas en la Comunidad, desde el pasado 18 de junio cuando los buenos datos tras pasar la cuarta ola llevaron a adoptar esa medida, que la quinta ola ha vuelto a tumbar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento