"Me siento muy desprotegido": habla Ignacio Cembrero, periodista español espiado con el 'software' israelí Pegasus

<p>El periodista Ignacio Cembrero.</p>
El periodista Ignacio Cembrero.
ARCHIVO

Activistas de derechos humanos, periodistas, abogados o altos cargos de empresas han sido objetivos de espionaje por parte de gobiernos que utilizan un software de hackeo conocido como Pegasus, desarrollado por la empresa de vigilancia israelí NSO Group. Así se desprende de una investigación conjunta realizada por hasta 17 medios de comunicación que incluye a los diarios The Guardian, Le Monde o The Washington Post.

El trabajo cuenta con la ayuda de Amnistía Internacional y la organización francesa sin ánimo de lucro Forbidden Stories, que tuvieron acceso a una lista de más de 50.000 números de teléfono que pudieron ser objeto de hackeo. Entre estos números estarían los de al menos 180 periodistas que fueron seleccionados para posibles ataques entre 2016 y junio de 2021 con Pegasus, en principio diseñado para perseguir a criminales y terroristas.

Entre esos móviles, está el del periodista español Ignacio Cembrero, especializado en la información del Magreb y Oriente Próximo, y, de momento, único informador nacional conocido espiado en esta trama. 

"Sospechaba que algo estaba pasando desde que empezó la reciente crisis entre España y Marruecos porque dos conversaciones mías de WhatsApp con altos cargos de la administración española aparecieron en un periódico marroquí, y era algo que no había hablado con ninguna otra persona, ni con mi familia, colegas o amigos. Aquellos que publicaban esa información tenían acceso a mi móvil", explica a 20minutos Cembrero, quien se enteró del espionaje sufrido por la llamada del equipo de investigación de París para comunicarle que iban a publicar la noticia y que salía su nombre, aunque "no me ofrecieron muchos detalles". 

Te enfrentas a un servicio secreto extranjero con un instrumento muy sofisticado que es casi indetectable"

Este reputado periodista desvela que uno de los pocos detalles que ha podido conocer es que había mucho interés por su agenda personal, donde figuran los teléfonos de "muchas personalidades con responsabilidades de gobierno, militares, abogados relacionados con Marruecos, altos funcionarios, delegados del Gobierno, alcaldes o activistas españoles que les pueden interesan mucho" porque "una vez que tienen el número de teléfono ya se pueden infiltrar".

"No ha habido reacción por parte del Gobierno de España"

Cembrero confirma que él no "ha notado nada" raro en el móvil ni ha pinchado en ningún enlace ni ha abierto ningún correo sospechoso que haya podido facilitar la entrada del software espía. "Hoy en día es tan sofisticado que no hace falta nada", sentencia este experto en la información de Marruecos, que señala como posible responsable de este espionaje al reino alauita y afirma que "no ha habido ninguna reacción por parte del Gobierno España". 

"Me siento muy desprotegido porque no estoy en una empresa que te dé apoyo informático y te enfrentas a un servicio secreto extranjero con un instrumento muy sofisticado como es el Pegasus, que es casi indetectable. No sé a qué puertas llamar para que me ayuden", lamenta. "Me he puesto en contacto con una empresa privada para ver si pueden echarme una mano", añade. 

Una empresa no puede vender este software sin ejercer un control sobre cómo lo usan sus clientes, que en su mayoría son regímenes autoritarios"

Cembrero no se plantea poner ningún tipo de denuncia a título personal porque, en su opinión, "no sirve absolutamente para nada". En 2014, fue amenazado y piratearon su página web. Lo puso en conocimiento de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional pero no obtuvo un resultado satisfactorio. "Lo que necesito son personas experimentadas que me ayuden a blindar el móvil y el portátil". 

"Solo si Amnistía Internacional emprendieses algún tipo de acción judicial contra NSO Group me sumaría sin dudarlo. Una empresa no puede vender este software sin ejercer un control sobre cómo lo usan sus clientes, que en su mayoría son regímenes autoritarios -excepto India, México y Hungría-. Ya sabemos que esto no es solo para luchar contra terroristas", concluye. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento