Fecasarm pedirá a Batlle que retire su propuesta de cerrar el ocio nocturno a la una en Barcelona tras la pandemia

  • El teniente de alcaldía de Seguridad sugirió adelantar la hora de apertura y de cierre de los locales.
  • El sector ha mostrado su "preocupación" y "descontento" con la propuesta y señalan que traería más botellones.
Ambiente en Barcelona el primer fin de semana de apertura del ocio nocturno hasta las 3.30 horas
Ambiente en Barcelona el primer fin de semana de apertura del ocio nocturno hasta las 3.30 horas.
Pau Venteo

La Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) ha pedido una reunión urgente con el teniente de alcaldía de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, para pedirle que retire su propuesta de cerrar el ocio nocturno a la 1.00 de la madrugada una vez acabe la pandemia.

En una entrevista en RAC1 este sábado, Batlle se mostró a favor de adelantar el horario de cierre de los locales de ocio nocturno una vez termine la pandemia: "Soy partidario de adelantar la finalización de la actividad nocturna. Por muchas razones, empezando por el derecho al descanso de la inmensa mayoría de los ciudadanos, que no salen de noche", dijo.

Para ello, el teniente de alcaldía sugirió un cambio de hábitos y que estos locales abran hacia las 19:30 horas de la tarde y, así, que a la una de la madrugada puedan finalizar su actividad.

"Descontento y la preocupación del sector"

En un comunicado este domingo, la entidad ha explicado que su presidente, David López, y su secretario general, Joaquim Boadas, trasladaron el "descontento y la preocupación del sector" tras la propuesta de Batlle.

"No es el mejor momento para realizar manifestaciones como estas puesto que el sector del ocio nocturno se encuentra actualmente en una situación muy delicada después de soportar 16 meses continuados de cierre", ha añadido la federación.

Ha detallado que del ocio nocturno viven miles de familias y que constituye "uno de los principales atractivos de la ciudad de Barcelona y sin el mismo, Barcelona pasaría a ser una ciudad triste, oscura e insegura y perdería un gran número de visitantes" y afectaría a los sectores hotelero, restauración, comercio, cultural y de congresos.

Fecasarm confía en hacer ver a Batlle en una reunión la semana que viene que la restauración nocturna y el ocio nocturno legal son sectores esenciales para la ciudad de Barcelona, según la federación, y que sin ellos predominarían "las fiestas clandestinas y los botellones, que solo aportan ruido, suciedad, inseguridad, mala imagen y desórdenes públicos y no genera lugares de trabajo ni paga impuestos".

Además, la entidad también tiene previsto proponer a Batlle realizar cribados masivos entre la población de 16 a 29 años porque, insiste, restringir la oferta legal y el toque de queda nocturno "no son la solución ya que mucha gente no lo cumple y hace que se dispare la práctica de ocio nocturno e ilegal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento