Moncho Ferrer: "Creer que nada es imposible fue el mejor consejo de mi padre"

  • Es el subdirector de programas de la Fundación Vicente Ferrer.
  • Nació en 1971 en Anantapur (India).
  • Es hijo del filántropo Vicente Ferrer y de la periodista A. Perry.
Moncho Ferrer y Vicente Ferrer, en una fotografía de archivo.
Moncho Ferrer y Vicente Ferrer, en una fotografía de archivo.
20MINUTOS.ES

Es indio. Hijo del filántropo español recién fallecido Vicente Ferrer y heredero del 'milagro' de Anantapur. Le seduce la idea de proseguir el proyecto iniciado por su padre en 1969 -que ya ha ayudado a más de 2,5 millones de indios- y habla pausado, como si el tiempo no jugase en su contra...

La India seguirá de luto...

Es muy difícil aceptar su muerte, pero paradójicamente tengo más energía que antes para continuar su proyecto y cumplir sus sueños.

¿Alguno que haya dejado inacabado?

Él pensaba a lo grande y su único deseo era llegar a más gente, así que lo intentaré.

Él pensaba a lo grande y su único deseo era llegar a más gente

Consiguió ayudar a más de dos millones de personas...

Es maravilloso pero insuficiente. En febrero le propuse prestar asistencia en un pueblo muy pobre, a 1.000 kilómetros de Anantapur, y su respuesta fue: "¿Por qué estás esperando?" Era un amante de la acción y quiero seguir su legado.

¿El mejor consejo que le ha regalado?

"Nada es imposible".

¿Cree en Dios?

Tengo fe en el amor. Estoy convencido de que el dolor de una persona en cualquier parte del mundo es patrimonio de todos. La filosofía está devaluada y debería ser un artículo de primer orden. Mi padre opinaba lo mismo.

¿Los efectos de la crisis han afectado a Anantapur?

La agricultura es la base económica de la India, así que la recesión no ha sido muy agresiva en este país. Se ha notado más desde la perspectiva tecnológica.

¿Y a la Fundación?

Cuando la recesión golpeó fuerte en España hubo personas con niños apadrinados que se dieron de baja porque no podían hacer frente a las cuotas. Sin embargo, en los días posteriores a la muerte de mi padre más de 1.000 personas se han interesado en el proyecto. Y ahora mismo hay más de 135.000 personas con niños apadrinados.

La India todavía registra 400 millones de pobres. ¿La fórmula para no perder la esperanza?

Creer en la providencia, echar la vista atrás y comprobar todo lo que se ha conseguido.

A su padre le gustaba compararse con una trucha porque "nada las detiene en el río...".

[Risas]. Él ha vivido una vida increíble... Yo, por ahora, sólo camino por la carretera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento