Bárcenas insiste en que "Ministerios del PP" recibían donaciones de empresarios que "querían obras públicas a cambio"

Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional este viernes.
Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional este viernes.
EFE

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ha asegurado este viernes que "Ministerios del PP" intercedían directamente con los empresarios que donaban dinero a la formación "a cambio" de ser adjudicatarios de obras públicas. Lo ha hecho ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que le citó para volverle a interrogar después del escrito de confesión que le entregó el propio Bárcenas en febrero.

En el documento remitido al juzgado que investiga precisamente las presuntas donaciones finalistas al PP -un caso que se reabrió después de las declaraciones de Francisco Correa, líder de la Gürtel, hizo durante el juicio de la primera etapa de la trama, en el que Bárcenas fue condenado a 29 años de prisión que todavía cumple-, el extesorero aseguró que desde 1982 existió en el PP un sistema de financiación en b que afectaba a los primeros espadas de la formación y que se nutría de donaciones de empresas, a las que luego presuntamente se otorgaban obras públicas millonarias.

"Me ratifico", ha señalado el extesorero ante Pedraz, según fuentes jurídicas consultadas por 20Minutos. Así, Bárcenas ha narrado que él y Álvaro Lapuerta, su antecesor en el cargo ya fallecido, eran el "primer eslabón" de la cadena. En el segundo lugar ha colocado a los antes mentados Ministerios del PP. Más concretamente, el de Fomento y el de Medio Ambiente. También a diversas secretarías de Estado. 

Eso sí, en el esquema que ha dibujado dialécticamente en la Audiencia Nacional ha otorgado un papel protagonista a Francisco Álvarez Cascos, secretario general del PP entre 1989 y 1999, vicepresidente primero del Gobierno de José María Aznar entre 1996 y 2000 y responsable de la cartera de Fomento en los cuatro años posteriores. "Todo se hablaba con él", ha relatado antes de contar un incidente entre Lapuerta y Casos que derivó en esa orden directa. Según ha contado, el extesorero fallecido habló con un director general para una adjudicación, ganándose la 'bronca' de Cascos.

Esta no es la primera vez que Bárcenas apunta directamente al vicepresidente de Aznar. Cascos ya tuvo que declarar -como María Dolores de Cospedal y Javier Arenas, otros secretarios generales 'populares'- en el juicio sobre la reforma presuntamente pagada en b de la sede de Génova tras ser señalado como ideólogo de la idea de dar sobresueldos a cargos del partido que accedieron al Ejecutivo en 1996. "Ni he recibido ni he entregado dinero a nadie y jamás he conocido ni manejado ninguna caja b", dijo entonces Cascos ante otro magistrado de la Audiencia Nacional, José Antonio Mora.

Acusa sin pruebas... de nuevo

Las categóricas afirmaciones realizadas por Bárcenas, no obstante, no han estado acompañadas de pruebas, como ya ha hecho en anteriores ocasiones. Su justificación ha vuelto a ser la misma: la operación Kitchen. En el escrito ya aseguró que le habían sustraído "gran parte" de los documentos que probarían estas confesiones y otras que implican al expresidente Mariano Rajoy, al que acusó de destruir sus papeles.

Ha apuntado así a la operación Kitchen, una causa que también investiga la Justicia, pues se trata de dilucidar si el PP usó fondos reservados del Ministerio del Interior para realizar un seguimiento al propio Bárcenas con el fin de desposeerle de documentación sensible. "Me ha resultado desalentador el conocimiento de la Kitchen, que revela el montaje de seguimientos y vigilancias ilegales -no acordadas judicialmente- e incluso, con uso de fondos reservados", señaló entonces el extesorero.

En este sentido, ha explicado que no sabe explicar "quién, cuánto y en qué fecha" -en relación a las donaciones y a las obras otorgadas- porque sus anotaciones las tiene, según él, el comisario Andrés Gómez Gordo, también imputado en Kitchen.

Libera a ACS pero implica a OHL

Ese robo no ha sido óbice, en cambio, para que recordase los nombres de algunos empresarios. En especial, del expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, de quien ha dicho que tenía contacto directo con Lapuerta para entregarle directamente el dinero a través de dichas donaciones. De la misma forma, ha nombrado a Alfonso García, de la constructora Hispánica y condenado también por la primera época de la Gürtel, para decir de él que era uno de los empresarios que otorgaban cantidades presuntamente a los 'populares'. En cambio, ha dicho que la constructora ACS "no ha sido donante del PP en ningún momento".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento