Darias 'rescata' a la Comunitat con el reintegro de las dosis de vacuna que ha puesto a no residentes de vacaciones

La playa de la Malvarrosa (Valencia), a rebosar de bañistas durante el fin de semana pasado.
La playa de la Malvarrosa (Valencia), a rebosar de bañistas durante el fin de semana pasado.
KAI FORSTERLING / EFE

Aunque se le acusó de actuar por su cuenta y riesgo, finalmente la Generalitat valenciana será compensada por las dosis de vacuna que ha administrado a residentes de otras comunidades que se encuentran en la Comunitat como "desplazados", particularmente de vacaciones. 

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, informó este miércoles a los consejeros de que está preparando una propuesta para hacer 'borrón y cuenta nueva" con el déficit de dosis que acusan algunas autonomías debido a que están vacunando a residentes de otras, que se encuentran en sus territorios de vacaciones.

Sin embargo, la ministra dejó claro que esto no se supone dar vía libre a las comunidades o a los ciudadanos para que se vacunen allí donde les pille el momento de recibir la primera o segunda dosis. "No tiene nada que ver con un plan para vacunar a desplazados en verano", sino de "regular esos saldos" negativos que se han generado hasta ahora, precisó e indicó que será algo puntual, a pesar de que la Comunitat no tiene previsto dejar de vacunar a las personas que obtengan su tarjeta de desplazado. 

"Se trata de hacer una especie de cuenta nueva para equilibrar", dijo Darias.

De momento, la Consellería de Salut ha cifrado en unas 100.000 dosis las que ha puesto a habitantes de otras comunidades, de manera que para saldar la deuda es la cantidad que se le debería restituir. 

"No tiene nada que ver con un plan para vacunar a desplazados en verano"

El Gobierno valenciano ya había reclamado al Ministerio las dosis que de forma "unilateral", según apuntan en la Consejería de Sanidad de otra comunidad, decidió empezar a poner entre personas que fueran a pasar al menos un mes en la Comunitat y obtuvieran tarjeta de "desplazado". En buena medida, personas de vacaciones llegadas de otras comunidades.

Esta manera de proceder llevó a otras comunidades a reclamar a Darias un plan coordinado para que los ciudadanos pudieran vacunarse en su lugar de vacaciones que nunca prosperó, por negativa de la ministra y de otras autonomías.

Sin embargo, el extra de dosis de Moderna que se recibirá en julio y agosto servirá para compensar por estas dosis administradas a ciudadanos de otras comunidades. Según explicó Darias, ya este mes de julio Moderna ha ampliado sus entregas de 414.000 previstas cada semana a 474.000. En agosto, ascenderán a 900000 cada semana y en septiembre el Gobierno cuenta con repartir otro 1,2 millones de dosis entre las comunidades.

Una parte de este extra se destinará a compensar por las dosis puestas a ciudadanos residentes en otras comunidades y previsiblemente la Comunitat será la principal beneficiada porque fue la primera en empezar a vacunar a desplazados en verano y la que cuantifico el número de dosis dedicado a ello. Más cautas fueron Andalucía y o Murcia, que tras constatar que no iba a haber un plan común también empezaron a vacunar a desplazados -personas que estén más de un mes- y que también esperan la compensación por las dosis inoculadas.

Fuentes del Gobierno murciano recuerdan que pidió un "protocolo común" al Ministerio que "permita organizar la vacunación de los turistas" y que "mientras tanto, se cuenta con un Protocolo de Desplazados", según el cual "cualquier persona puede solicitar esta tarjeta y que le sea adscrito un médico de familia en su centro de salud más cercano, y así solicitar la vacunación". Dependiendo de su tiempo de estancia, se le pondrá una dosis o dos. 

"Hemos cruzado tarjeas sanitarias de las comunidades con las vacunas puestas y hay comunidades que presentan saldos positivos y negativos", explicó Darias este miércoles, cuando anunció que elevará una propuesta al Consejo Interterritorial de la semana que viene para saldar estos déficits con las vacunas de más que van a venir.

Reajuste por población

Por otra parte, el extra de vacunas de Moderna se empleará también para saldar otro déficit, en este caso generado por las comunidades que hasta ahora han recibido menos de lo que les correspondería por su población general. Según explicó Darias, este es el nuevo criterio que se aplica ahora al reparto de vacunas, que empezó a principios de año solo teniendo en cuenta la 'población diana' -aquella a la que en cada momento le tocaba vacunarse, por edad o por pertenecer a los sucesivos colectivos prioritarios-.

"Los incrementos de la llegada de vacunas con respecto a las cantidades inicialmente previstas se van a destinar a las comunidades que están ligeramente por debajo de su ratio de población", explicó al término del Consejo Interterritorial.

En este caso, a la Comunitat le corresponderían casi 180.000 dosis, la diferencia entre los 5,5 millones que ha recibido -un 10,2% del total- y el hecho de que representa el 10,6% de la población española.

La Comunidad de Madrid debería recibir más de 1360.00 dosis adicionales, la diferencia entre la cuota del 13% del total de vacunas que ha estado recibiendo hasta ahora, según indican en la Consejería madrileña de Sanidad, y el 14,2% que le correspondería por población. En esta línea, el déficit de dosis con Andalucía es de casi 340.000 dosis, puesto que hasta ahora ha recibid0 el 17,2% de las dosis repartidas -9,3 millones- y su población es el 17,9% de los habitantes españoles, según el INE.

Cataluña se quedaría igual, puesto que hasta ahora ha recibido, el 16,1% de los casi 54 millones de vacunas que se han repartido, que es el mismo porcentaje de su población con respecto a la de toda España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento