El príncipe Harry y Meghan podrían 'ganar' un Emmy: la entrevista de Oprah Winfrey está nominada a los premios

La reina Isabel II no verá la entrevista de los duques de Sussex, Harry y Meghan, este domingo en la televisión estadounidense con Oprah Winfrey, aunque la Casa Real británica se prepara para las potenciales consecuencias de las declaraciones de la pareja.

Según el Sunday Times, generalmente bien informado sobre cuestiones monárquicas, la reina no seguirá el programa que este domingo se difundirá en EE UU y el lunes en el Reino Unido, pero su entorno —que tilda de "circo" la conversación— se muestra listo para adoptar represalias si se vierten ataques personales.

El momento de la entrevista se considera particularmente inoportuno por el Palacio de Buckingham, pues el marido de Isabel II, el príncipe Felipe, se halla hospitalizado por una infección desde el 17 de febrero y acaba de ser sometido a una intervención cardíaca.

La intención de la reina, según los medios británicos más cercanos a palacio, es tratar de ignorar la batalla dialéctica en la que se hallan los duques de Sussex y multiplicar sus actividades públicas en las próximas semanas para destacar su papel de servicio a la sociedad.
Los duques de Sussex, Harry y Meghan, con Oprah Winfrey.

Los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, se han colado en las nominaciones a los Emmy que se dieron a conocer este martes. La entrevista que concedieron el pasado 8 de marzo a la presentadora Oprah Winfrey en la televisión estadounidense ha sido nominada a los oscars de la televisión.

El programa especial está nominado al Emmy al mejor especial o serie de no ficción, y comparte la esperanza de llevarse el galardón con otros programas como My Next Guest Needs No Introduction presentado por el legendario David Letterman para Netflix; Stanley Tucci: Searching For Italy  y United Shades Of America con W. Kamau Bellde, ambos de la cadena CNN; y Vice.

La entrevista a los duques de Sussex levantó gran polémica y fue vista por más de 17 millones de personas, según las cifras de audiencia. Harry y Meghan abordaron los detalles más escabrosos de su convivencia con la familia real antes de tomar la decisión de salir del Reino Unido y renunciar a sus derechos nobiliarios para establecerse en Estados Unidos.

Uno de los temas que causó más polémica fue la denuncia de Meghan de que había sido objeto de comentarios racistas en el Palacio de Buckingham, un tema que ocupó los titulares de los tabloides durante las semanas siguientes.

Aún no se sabe si Harry y Meghan asistirán a la ceremonia, que se celebrará el próximo 19 de septiembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento