Amy Winehouse: de 'rehab' en el Caribe

  • La intérprete de Back to Black se refugia en la isla de Santa Lucía.
  • Sus vacaciones le podrían servir de inspiración para su nuevo disco.
  • Descanso y desintoxicación bajo el sol del Caribe.
Amy Winehouse, durante un concierto.
Amy Winehouse, durante un concierto.
FLICKR / NRK P3

Todo lo que sube, acaba bajando; y, con un poco de suerte, vuelve a subir y se queda ahí. Amy Winehouse debería tenerlo en cuenta, pues tras el meteórico ascenso a la fama mediática con su exuberante segundo álbum, Back to Black, la británica no ha hecho más que caer en picado.

Sus de sobras conocidos problemas con ciertas sustancias ilegales han truncado -por el momento- su prometedora carrera, pero aún es temprano para arrojar la toalla. La vocalista, de veinticinco años, parece empeñada a poner orden a su vida y quitarse de encima una adicción que ya ha llegado demasiado lejos.

Para ello, la intérprete de Tears Dry On Their Own se retiró a la caribeña isla de Santa Lucía, donde -aparte de desintoxicarse- comenzó a escribir material para el que será su tercer trabajo discográfico.

Un espíritu más exótico

Tanto influyó la estancia en tan paradisíaco marco a la polémica Winehouse que ésta decidió arroparse de músicos foráneos para la grabación de su nuevo álbum, al igual que declaró que sus canciones huirán del soul autobiográfico habitual en su obra a favor de un espíritu más exótico basado en las leyendas de la isla de Santa Lucía, una sorprendente decisión que no acabó de gustar del todo a su compañía discográfica.

Pero no todo fueron maracas y descanso en las vacaciones de Amy. En las últimos meses, la cantante no ha dejado que su estela rebelde se apague: muchos aseguran que su 'rehab' no llega a ningún sitio y que está al borde de la desnutrición; otros sostienen que, de vez en cuando, se paseó desnuda por el hotel donde se hospeda, mientras los más benévolos afirman que la vocalista estaría pensando en adoptar a un niño caribeño.

Constantemente perseguida por los rumores más amarillentos, está visto que a la Winehouse no la dejan descansar. Esperemos que, por una vez, su recuperación prime sobre la carnaza sensacionalista y nos devuelva a una de las artistas más interesantes del pop de los últimos años. Crucemos los dedos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento