BMW te enseña a ser mejor piloto

  • Por 600 € puedes hacer un curso de conducción deportiva.
  • En este caso el curso ha sido en el circuito de Montmeló.
  • Los coches pueden ser incluso la serie M de BMW.
Momento en el que un BMW pasaba por encima de un cono.
Momento en el que un BMW pasaba por encima de un cono.
BMW

Pilotos, técnicos y personal del equipo de comunicación de BMW fueron dándonos la bienvenida a la escuela de conducción y empezando a explicar cuáles iban a ser las pautas a seguir durante la jornada en el circuito catalán de Montmeló.

La mecánica resultaba sencilla: primero un test de evaluación, después una breve clase teórica y más tarde la aplicación de los conocimientos en pista. En todo momento fuimos acompañados por los instructores y nunca se nos permitió desactivar los controles de seguridad del vehículo.

  El test de nivel sólo consistió en dar una vuelta al circuito con un monitor en el asiento del copiloto.  No quitó ojo de mis manos, de cómo utilizaba el pie en el embrague y sobre todo de cómo dirigía la mirada en la pista. La vuelta se realizó a un ritmo muy lento porque cuesta adaptarse a las enormes dimensiones de un circuito.

Los tres que probamos el mismo vehículo llegábamos con defectos típicos en nuestra humilde conducción: una regulación mejorable del puesto de conducción, apurar muy poco las relaciones de cambio y sobre todo no levantar la mirada.

Frenada, entrada y vértice

En primer lugar, los monitores recordaron que en bmwla diferencia con otros coches se encuentra es que todos funcionan a través de una tracción trasera (propulsión).  Esto último proporciona a los deportivos una mayor capacidad de giro y más aceleración de la que puede dar un tracción delantera.

La teoría fue fundamental: punto de frenada, punto de entrada, vértice y punto de salida. También era importante la posición de las manos, levantar la mirada, no dejar al motor caer de vueltas y permanecer en la pista lo máximo posible. Tampoco podíamos olvidar la temperatura de los discos de freno (nos obligaba a hacer tandas de refrigeración cada cierto tiempo) o la correcta presión de los neumáticos, que en todos los modelos eran Goodyear Eagle F1 Asimetric con sistema Runflat.

Para conducir de forma deportiva, hay que estar sentados lo más bajo posible debido a las fuerzas G.

El primer contacto

Una hilera de 335i coupés esperaban con el motor encendido en el pit-lane. Son coches con un propulsor espectacular y de sobra conocido, capaz de dar 306 cv de potencia y acelerar en 5,5 segundos. Todos equipaban cambio manual, salvo una unidad que contaba con el cambio de doble embrague DKG (el mismo que más tarde probaríamos en el M3 de 420 cv).

Las cinco leyes que nunca hay que olvidar

Trazar las curvas con el máximo ángulo posible, llevar las manos lo más alejadas entre sí, minimizar el giro del volante, respetar los tiempos de frenada y evitar a toda costa los sub/sobrevirajes.  Para ello, sus consejos son claros: el subviraje sólo se corregirá abriendo dirección y dejando de acelerar y el sobreviraje contravolanteando. Cualquier error, y más de este tipo, provoca que se pague de la misma forma: tiempo, tiempo y tiempo.

Una curiosidad

En una de las muchas vueltas de refrigeración (que evidentemente hacíamos a un ritmo lento) tuve algo de tiempo para mirar el ordenador de a bordo del 335i Coupé. Había algo que no entendía: el depósito estaba lleno pero la autonomía disponible era sólo de 150 km. No salía de mi asombro. ¿Qué cálculo de consumo medio estaría haciendo entonces? Mi sorpresa no fue pequeña cuando vi en la pantalla del display casi 40 litros a los cien. Entonces pensé que no solo los frenos agradecerían esas vueltas de refrigeración.

Resumen

BMW ofrece dentro del programa Driver Training otros cursos para perfeccionar la seguridad al volante o para pilotar modelos M de forma exclusiva. Los progresos que se pueden alcanzar en un día como éste son considerables, y también valen su precio en oro. Salir de Montmeló con conocimientos necesarios para practicar una conducción deportiva y a la vez segura cuesta unos 600 euros. Además, servirá para reciclar completamente tus circuitos de adrenalina.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento