Un joven acaba con la nariz astillada y heridas en el lagrimal por el ataque de un pitbull: "Me cogió la nariz y no soltaba"

<p>Perros de raza pitbull.</p>
Perros de raza pitbull.
GTRES

Rubén Bode, un joven de 25 años de El Berrón, paseaba por la senda fluvial del Nora con una amiga y las mascotas de ambos cuando aparició un pitbull que se lanzó sobre él, causándole graves daños por los que tuvo que ser ingresado en el hospital. Según las declaraciones del joven, que recoge La Nueva España, fue “una experiencia muy difícil” de la que lo salvó su propia mascota: “Si no me defiende mi perro no lo cuento”.

El propio Bode, paseaba por la senda fluvial con su pitbull, y con el de su amiga, cuando vieron a otro acercarse: “Se estaban metiendo al agua y de repente vimos llegar a otro que no tenía collar alguno”. Inmediatamente, según el relato del joven, el perro, otro pitbull, se lanzó directamente contra los otros dos perros. “Al mío le consiguió romper hasta el bozal. Mi amiga logró apartar al suyo y se fue”, cuenta Rubén

Pero Bode no logró escapar. “Me enganchó la nariz y no soltaba" relata el jóven que sabe que la rápida intervención de su propio pitbull le salvó: "Vino mi perro y me lo quitó de encima, antes de que llegaran a socorrerme” dice. 

Finalmente, lo llevaron al centro de salud de Noreña, con heridas muy aparatosas y sangrando de forma abundante. Pero poco pudieron hacer ante la gravedad de las heridas. “Me trasladaron al HUCA y tuvieron que hacerme una intervención plástica”, dice, con el tabique nasal astillado y la pérdida del lagrimal de su ojo derecho como resultado del ataque.

El joven tuvo que estar ingresado durante dos hasta que pudo regresar a su casa el lunes. Ahora se enfrenta a problemas importantes a la hora de comer, “me cuesta porque me ahogo”, detalla, y también para dormir, ya que se tiene que mantener siempre “boca arriba”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento