Debbie Rowe
Una imagen de Debbie Rowe, del 28 de abril de 2005. EFE

Debbie Rowe, la que fue la segunda esposa de Michael Jackson y madre de dos de sus hijos, ha declarado a la revista News of the world que el "rey del pop" no es el padre biológico de los pequeños, como ya hiciera en 2005.

Debbie y Michael se conocieron en la clínica a la que el cantante acudía para tratarse unos problemas de la piel, y en la que trabajaba ella. "Michael me contaba que siempre quiso tener hijos, pero que Lisa Marie Presley no" asegura Rowe.  "Ambos estábamos muy solos y a los dos nos gustaban los animales y así nos hicimos amigos" explica la ex de Jackson.

Me pagaron y seguí mi camino y ahora sé que no volveré a ver a mis hijos nunca"

Y tras la amistad, llegó el matrimonio y la descendencia: "Michael estaba divorciado y solo y quería tener hijos. Fui la única que quiso tener esos hijos. Le ofrecí mi útero. Fue una forma de hacerle feliz" narra Rowe. Sin embargo, la mujer afirma que la inseminaron con un semen que no era de Michael Jackson.

A pesar de las apariencias, aquel no fue un matrimonio feliz. "Él fingía que éramos una familia, pero nunca vivimos juntos como una pareja ni tuvimos sexo" revela Rowe.

Además, según explica la ex de Jackson, éste no se portó bien con ella tras el segundo parto. "Tuve muchos problemas y él supo que yo no podría tener más hijos, así que no quiso tener nada más que ver conmigo y se llevó a los niños. Firmamos un acuerdo y quiso que yo mantuviese la boca cerrada" aseguraba a la revista.

"Me pagaron y seguí mi camino y ahora sé que no volveré a ver a mis hijos nunca" asegura la mujer, aún cuando en 2006 reclamó la custodia de los pequeños, litigio que se cerró con un acuerdo extrajudicial. Ahora, asegura, no está interesada en la custodia de Prince y Paris, los dos hijos mayores del cantante.