La macroestación de Sol: bien señalizada y muy limpia, pero sin aseo público

  • Miles de usuarios y curiosos estrenaron el domingo el intercambiador.
  • La gran mayoría de los viajeros lo aprueban y con nota.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MADRID
Los usuarios se agolpaban el domingo en las puertas de acceso manueal a la estación.
Los usuarios se agolpaban el domingo en las puertas de acceso manueal a la estación.
JORGE PARÍS
Si su viaje comenzó en Aranjuez hace 48 minutos y está a punto de llegar a la
recién inaugurada estación de Cercanías de la Puerta del Sol con la vejiga a reventar, no espere poder aliviarla en el
aseo público... porque no hay.
Es muy moderna, y va a descongestionar Atocha

Ésta es una de las deficiencias que comprobaron el domingo in situ los miles de madrileños (más de 12.000 hasta las 13.00 horas) que aprovecharon el domingo para recorrer el intercambiador que permitirá a los vecinos de Getafe, Parla, Alcobendas, Tres Cantos, Colmenar Viejo y Aranjuez (líneas C-3 y C-4 de Renfe) acceder directamente al centro de la capital sin transbordar en Atocha.

Y la mayoría, como Mariana y Ángel, 42 y 37 años, parecían contentos con el resultado: "Es muy moderna, y va a descongestionar Atocha", dicen. Otros viajeros, como Inés, 34 años, se mostraban más escépticos: "Se han pasado, es muy bonita, pero exagerada".

Ni frío ni calor

La señalización (sin símbolo de W. C.) es una de las mejores bazas de la estación, donde se atiende especialmente a las discapacidades: ascensores, rampas, intercomunicadores con lectura braille... etc. Fue el resto de los usuarios los que tuvieron más problemas, al tener que enfrentarse a unas puertas de acceso manuales que bien podían estar automatizadas y a un interminable descenso a las entrañas (ya que hay seis niveles).

Se han pasado, es muy bonita, pero exagerada

Lo que también se echaba de menos en la diáfana caverna (un espacio de 207 metros que lleva a los andenes) eran unas cintas transportadoras (como en los aeropuertos) que ayudaran a cubrir la distancia. Incluso, unos asientos serían bien recibidos a lo largo de la galería, aunque fuentes de Renfe reconocieron a 20 minutos que semejante mobiliario "obstaculizaría el tránsito en hora punta".

En el apartado de quejas, los andenes añadían otra pega: "Son muy pequeños", coinciden los viajeros, en referencia a la anchura de sólo dos metros a la que se ven reducidos en diferentes puntos por la invasión de las escaleras mecánicas, que proliferan a raudales. Eso y unas dependencias policiales cerradas a cal y canto.

Al menos, a los 70.000 viajeros que a diario pasarán por aquí les espera una buena climatización y una iluminación que aparca la idea del Cercanías oscuro y obsoleto. Además de mucha limpieza.

Las notas

Iluminación, clima y señalización: un 8. Muy adecuados y carteles fácilmente comprensibles.

Limpieza: también un 8. Presencia masiva de papeleras y suelos relucientes.

Servicio público: se lleva un 0. Sin baños, cafetería, quiosco y comisaría.

Accesibilidad: obtiene un 8. Braille, señales luminosas, rampas... etc.

Nota final: el intercambiador obtiene una nota media de 6. Un bien para las obras de la estación de Sol.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento