Golpe al oficialismo de Néstor y Cristina Kirchner en las elecciones argentinas

  • Los primeros resultados en Buenos Aires dan ventaja al peronista disidente Francisco de Nárvaez frente al ex presidente.
  • Los peronistas oficialistas de la presidenta perderían también la mayoría absoluta en el Congreso.
  • El frente opositor se declara vencedor.
Francisco de Narváez, de Unión Pro, celebra con su esposa los primeros resultados en Buenos Aires.
Francisco de Narváez, de Unión Pro, celebra con su esposa los primeros resultados en Buenos Aires.
Leo La Valle / EFE

El oficialismo no habría conseguido su objetivo de mantener la mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas celebradas este domingo en Argentina, según los primeros resultados.

Si bien a pie de urna las encuestas daban una mínima ventaja al ex presidente Néstor Kirchner sobre su más directo rival, el peronista disidente Francisco de Narváez, en la provincia de Buenos Aires (el mayor distrito electoral del país y tradicional bastión peronista), los primeros datos oficiales otorgaban ya ventaja para De Narváez en esta provincia.

Con un escrutinio de votos que oscilaba entre el 25 y el 70%, según las mesas, el oficialismo perdería en la provincia de Buenos Aires, el primer distrito electoral del país, y en la capital, el segundo en importancia.

En la provincia, con un tercio escrutado, el Frente para la Victoria (peronista) liderado por Kirchner obtenía el 31,9%, tres puntos por debajo de la coalición Unión-Pro, encabezada por el peronista disidente Francisco de Narváez, con el 34,8%.

También perdería en Córdoba, la tercera provincia argentina por su peso electoral, en Mendoza e incluso en Santa Cruz, en el sur, donde Kirchner gobernó durante 12 años y donde votó su esposa y sucesora en la Presidencia, Cristina Fernández.

De Narváez y el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, aliados en la coalición que se habría impuesto al oficialismo en los dos principales distritos electorales de Argentina, se han declarado ganadores en las legislativas y han pedido al Gobierno diálogo y conciliación.

Gobierno debilitado

Estos resultados supondrían una importante caída del oficialismo en las preferencias de los electores del cinturón industrial de Buenos Aires, donde en las presidenciales de 2007, la presidenta Cristina Fernández logró un 45,9% de votos.

De confirmarse la pérdida de la mayoría parlamentaria, la presidenta tendrá que enfrentarse a los dos años y medio que le quedan de mandato con un gobierno muy debilitado.

También en el interior del país, el oficialismo habría sufrido importantes reveses, como en Mendoza, donde los sondeos daban un triunfo holgado al frente radical apoyado por el vicepresidente del Gobierno, Julio Cobos, en abierto enfrentamiento con Cristina Fernández.

Estos comicios renuevan la mitad de los diputados y un tercio de los senadores argentinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento