Los policías no hallan indicios de delito en la conducta del médico de Michael Jackson

Jessy Jackson y el padre de Michael, Joe Jackson.
Jessy Jackson y el padre de Michael, Joe Jackson.
REUTERS

El segundo interrogatorio de la policía al médico que atendía a la estrella del pop Michael Jackson, fallecido el jueves, no dio ninguna información que pudiese sugerir que cometió un delito, publicó el domingo el diario Los Angeles Times.

The Times dijo que una fuente sin identificar próxima a la investigación policial contó al periódico que el segundo interrogatorio al médico Conrad Murray no mostró ninguna "bandera roja", que indicase una actuación criminal o causa de la muerte.

"Los investigadores dicen que el médico no es sospechoso en absoluto, y que sigue siendo un testigo de esta tragedia", declaró una portavoz del bufete que representa a Murray en un comunicado emitido el sábado por la noche, tras el interrogatorio.

Murray, que iba en la ambulancia que llevó al cantante desde su casa al hospital después de que éste sufriera el jueves una parada cardiaca, ayudó a la a la policía a "identificar las circunstancias alrededor de la muerte (...) y aclarar algunas inconsistencias", según la firma legal Stradely, Chernoff & Alford.

El segundo encuentro entre la policía y Murray, que tiene oficinas en Houston y Las Vegas, duró tres horas. El domingo, un asesor de la Casa Blanca, David Axelrod, dijo al programa de la NBC Meet the Press que el presidente Barack Obama envió una carta a la familia Jackson enviándole sus condolencias.

El sábado, el padre del cantante pidió a los fans que no se desesperen, porque Jackson "seguirá viviendo en todos y cada uno de vosotros". La familia ordenó una segunda autopsia aparte de la oficial, llevada a cabo el viernes, en medio de noticias sobre su dependencia de fármacos con prescripción.

La página en Internet TMZ.com, que dio la primicia de la muerte, informó de que en la tarde del sábado se hizo una segunda autopsia en un lugar no revelado de Los Ángeles por órdenes de la familia de Jackson. El autor de éxitos como Thriller y Billie Jean murió inesperadamente en un hospital de Los Ángeles, y desde entonces, el misterio ha rodeado la muerte.

Las dudas se centran en qué es lo que le produjo el paro cardiaco. Jackson, de 50 años, llevaba años sin actuar, pero estaba ensayando para su regreso mediante una serie de conciertos que habían agotado las entradas y que tendrían lugar en Londres a partir de julio. Se había dicho que estaba bien y que pasó unas pruebas médicas antes de comenzar a ensayar.

Pero según medios, recibió una inyección del calmante narcótico Demerol antes de sufrir el paro cardiaco, y Murray estaba practicándole maniobras de resucitación cuando llegaron los paramédicos. La autopsia oficial no determinó cuál fue la causa de la muerte, en espera de las pruebas toxicológicas que podrían tardar entre cuatro y seis semanas y que podrían revelar la presencia de fármacos en su sistema.

La familia del cantante no le cree

La familia de Jackson dice no creer al doctor Murray, a pesar de que la Policía ha descartado cualquier actitud sospechosa de delito en la muete de la estrella.  Según la página web tmz.com, los añegados al cantante no confían en la declaración de Murray y han pedido ya una segunda autopsia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento