> Las quejas sobre tarjetas 'revolving' se triplicaron en 2020 tras la sentencia del Supremo que limitó su tipo de interés

Las quejas sobre tarjetas 'revolving' se triplicaron en 2020 tras la sentencia del Supremo que limitó su tipo de interés

Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá.
Fachada del Banco de España en Madrid
EDUARDO PARRA / EP

El Banco de España recibió el año pasado 1.869 reclamaciones relacionadas con las conocidas como tarjetas revolving o de pago aplazado, una cifra que triplica la registrada en 2019 y que es la primera publicada tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que declaró usurario el tipo de interés de uno de estos productos en marzo de 2020. 

La falta de documentación contractual de este tipo de tarjetas -copia del contrato suscrito e histórico de liquidaciones- fue la queja principal presentada por los usuarios al supervisor bancario respecto a las revolving, un aspecto que instigó 1.186 reclamaciones,

De hecho, esta denuncia específica fue la tercera que más volumen de reclamaciones generó el año pasado, solo por detrás de las vinculadas a los gastos de formalización de préstamos hipotecarios, que dieron lugar a 2.036 reclamaciones, y las relacionadas con operaciones fraudulentas con tarjeta, que generaron 1.942 quejas.

El apartado de tarjetas de crédito, débito o revolving fue el que mayor incremento relativo de reclamaciones registró el año pasado, por encima incluso de los préstamos hipotecarios, que siguen siendo el producto que más denuncias totales generó: 5.725 el año pasado. En 2020 se registraron 5.622 reclamaciones relacionadas con tarjetas bancarias, más del doble de las 2.619 anotadas en 2019.

El incremento en las denuncias al supervisor contra las revolving tiene mucho que ver con la sentencia del Tribunal Supremo publicada en marzo de 2020 que consideró "usurario" -y por tanto nulo- el tipo de interés de una tarjeta de este tipo comercializada por WiZink Bank, con un TAE inicial del 26,8%. La decisión del Alto Tribunal sentó jurisprudencia para instancias inferiores y abrió la puerta a las reclamaciones de usuarios afectados por este tipo de tarjetas.

En enero de este año se aprobó también una orden ministerial que establecía nuevas obligaciones para las entidades bancarias que comercializan estos productos en aras de una mayor transparencia  y una mayor seguridad en que los clientes comprenden correctamente las consecuencias jurídicas y económicas de este tipo de crédito.

Las tarjetas revolving son tarjetas de crédito en las que se dispone de un límite de crédito determinado que puede devolverse a plazos, a través de cuotas periódicas, pero su peculiaridad reside en que la deuda derivada del crédito se renueva mensualmente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento