'Drag Race España' transforma a cuatro varoniles jugadores de rugby en unas auténticas reinas sobre la pasarela

Las reinas con sus hermanas drag esperando la decisión de los jueces.
Las reinas con sus "hermanas" esperando la decisión de los jueces.
ATRESPLAYER PREMIUM

El capítulo de ayer de Drag Race España nos dejó con sensaciones agridulces. Por primera vez teníamos a las tres finalistas españolas, sin embargo, nos dejó Pupi Poisson, la narradora no oficial de esta edición y que tantas risas nos ha regalado.

En este último episodio de competencia antes de la gran final, las concursantes se enfrentaron a uno de los mayores retos del programa y que tanto esperábamos después del Snatch Game: el transformar a hombres muy varoniles en auténticas reinas del drag.

Los conejillos de indias de la edición española fueron cuatro jugadores del Madrid Titanes de rugby, el primer equipo inclusivo de este deporte en España. Aunque al principio les costó hacerse con la estética drag, enseguida se metieron en el papel a la perfección, incluido el temido tuck, o como dijo Pupi Poisson, "encolarse".

Carmen Farala, la primera finalista

Carmen y Carla Farala sobre la pasarela de Drag Race España.
Carmen y Carla Farala sobre la pasarela de Drag Race España.
ATRESPLAYER PREMIUM

Con una inspiración totalmente british, Carmen Farala presentó a su hermana "por parte de padre", Carla Farala. Con una clara influencia de Sherlock Holmes, la reina creó en una sola noche dos looks perfectamente rematados y elaborados donde el principal protagonista era el estampado tartán rojo.

El outfit de Carmen estaba compuesto por unos pantalones pitillo, un bustier y una capa a los que acompañó con unos salones rojos, guantes a tono, un paraguas con una cinta de la misma tela y, por supuesto, una lupa para crear la narrativa de los detectives.

Por otro lado, Carla llevaba el típico pichi tartán, a juego con Carmen, una blusa arremangada con cuello bebé cerrada con un lazo de raso, un bombín de la misma tela y unas sandalias de tiras negras.

La perfecta ejecución de Carmen Farala le valió un pase directo a la final, convirtiéndose en la primera concursante de esta edición y de la historia de Drag Race España en clasificarse.

Tres concursantes al 'lipsync'

Sagittaria y Neptuna.
Sagittaria y Neptuna.
ATRESPLAYER PREMIUM

Sagittaria fue la concursante que peor pronóstico tenía para este episodio, ya que también se trata de un maxirreto donde la costura es un elemento muy importante y es uno de los puntos más débiles de esta reina.

Pese a todo, la drag se subió al escenario con unas grandes plataformas, llevando un mono cut-out de vinilo y una capa del mismo material inspirado en la película de El quinto elemento y en Julie Gonzalo en Una cenicienta moderna. Se trataba de un look muy sencillo que la concursante supo defender en la pasarela. 

Para Neptuna, Sagittaria le prestó un outfit que ya tenía, compuesto por un vestido rojo bermellón —al más puro estilo de Lady Dimitrescu en el videojuego Resident Evil Village— con una apertura lateral en la falda que dejaba ver toda su pierna y unas mangas abullonadas hasta la muñeca. El estilismo lo completó con un corsé a tono para marcarle la figura tan característica de la concursante y le agregó unos pechos falsos que lo más seguro serán censurados por la productora de RuPaul en Estados Unidos.

Aunque la drag creó dos looks de superheroínas, los jueces consideraron que la concursante no dio todo lo que se esperaba de ella y la enviaron al lipsync a tres donde tuvo que luchar por su puesto en el programa.

Killer Queen y Slayer Queen.
Killer Queen y Slayer Queen.
ATRESPLAYER PREMIUM

Por su parte, Killer Queen nos presentó a Slayer Queen con un estilismo inspirado en la época dorada de Los ángeles de Charlie, de "espías hermanas que vienen a cargarse a alguien en un cóctel", como explicó la misma Killer.

Ambas utilizaron el mismo look, aunque con ligeras modificaciones, como la abertura de la falda (Killer en el centro y Slayer en un lateral) o las mangas (mientras que Killer va con manga larga, su "hermana" no lleva mangas, pero sí guantes).

Los outfits consistían en dos vestidos de gasa con un corsé en la cintura para remarcar la figura, una liga en la pierna y los detalles en dorado. Las drags sorprendieron al jurado al sacar unas pistolas de agua y comenzar a empaparles.

En los dos últimos programas, Killer ha asombrado al jurado con una gran evolución, sin embargo, cosas como que se viera la ropa interior en los estilismos la llevaron a luchar por su puesto entre las tres finalistas.

Pupi Poisson y Pepi Pasión.
Pupi Poisson y Pepi Pasión.
ATRESPLAYER PREMIUM

Pupi Poisson nos presentó anoche a Pepi Pasión, asegurándonos las risas sobre la pasarela. Ambas salieron como las nuevas animadoras del equipo Madrid Titanes, dispuestas a darlo todo. Tanto, que Pepi se lo tomó al pie de la letra y acabó rompiendo uno de sus tacones.

Sobre la pasarela, ambas llevaron la misma peluca y el mismo maquillaje, dando la impresión de que realmente estaban emparentadas. Para el look, ambas fueron vestidas de la misma manera, con un jersey morado con un lazo en el pecho, una falda —aunque la de Pepi era roja y más larga—, unos pendientes de conejito de peluche y unos pompones con los que se divirtieron mucho sobre el escenario. 

Sin embargo, después de todo el recorrido que hemos visto de Pupi a lo largo del programa, sorprende que para la semifinal optase por un estilismo tan simple y no apostase por el look que vimos en el lipsync, lleno de pedrería y con una silueta más favorecedora. 

Este gran fallo hizo que la concursante perdiese la batalla y se convirtiera en la septima eliminada de la edición, quedando a las puertas de la gran final.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento