Sonsoles Ónega desvela en 'Volverte a ver' su pintoresco método para relajarse mientras trabaja

Sonsoles Ónega, en 'Volverte a ver'.
Sonsoles Ónega, en 'Volverte a ver'.
Mediaset

Este sábado, Telecinco estrenó en su prime time la nueva temporada de Volverte a ver. El formato, presentado por Carlos Sobera, propicia emotivos -y casi siempre lacrimógenos- encuentros entre personas que llevan mucho sin verse o entre quienes se ven habitualmente, pero requieren ir al programa para transmitirse lo que no se han podido decir con anterioridad.

Al programa suele ir gente desconocida, pero también algún invitado famoso. En esta ocasión, la primera celebridad fue la cantante India Martínez; y la segunda -y última-, Sonsoles Ónega. La presentadora de Ya es mediodía y La casa fuerte dejó claro que, pese a su larga trayectoria en pantalla, está muy lejos de perder los nervios y la incertidumbre propios de una grabación.

Tanto es así, que la periodista se mostró muy inquieta desde que comenzó a hablar con Carlos Sobera. Este hizo todo un repaso a la carrera de la también presentadora, acompañado de un saludo del comunicador Carlos Herrera. Pero no fue el único: antes de recibir la sorpresa principal de la noche, Ónega vio un cariñoso saludo de su abuela en forma de vídeo que la sumió en lágrimas de emoción.

Lo que nadie esperaba es una pintoresca imagen de Ónega que, según describió el presentador, ilustraba el método de la madrileña para deshacerse del estrés entre grabación y grabación: hacer el pino. "Es como cuando en El club de los poetas muertos (1989) decidían subirse a una mesa", comparó Ónega.

Además, explicó que antes lo hacía más a menudo, pero que últimamente le ponían faldas y vestidos y que esto limitaba sus movimientos, pues en caso de hacerlo podría mostrar su ropa interior. "Si hubieras venido con pantalones, te habría pedido que me lo enseñaras sí o sí", bromeó Sobera.

Por otro lado, la hija de Fernando Ónega contó que es extremadamente supersticiosa, llegando a tener que parar en medio de la carretera si ve un gato negro para abrazar un árbol robusto que no sea capaz de rodear completamente con sus brazos. También desveló que lleva un monedero lleno de amuletos en las grabaciones, y que evita a toda costa pasar bajo las escaleras y el color amarillo. "Son acciones que te hacen vivir lentamente, pues debes ir con mucho cuidado", reflexionó Ónega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento