Cambio de farolas
Las farolas antiguas se cambiarán por las de bajo consumo. PABLO ELÍAS

El Ayuntamiento de Valladolid ha decidido apostar por los nuevos avances técnicos que han surgido en materia de iluminación y ha comenzado a cambiar 1.204 farolas y focos que hay distribuidos en las calles y los edificios públicos de la ciudad. Estos nuevos modelos de bombillas  no sólo lograrán reducir el gasto, sino también la contaminación. Los técnicos municipales consideran que con este cambio, en los próximos cinco años se echará a la atmósfera un millón de kilos menos de CO2 (260.796 kg cada año).

Además, en el capítulo económico se reducirá la potencia en 103 kilowatios que, en un año, con 4.220 horas de funcionamiento, supone un ahorro de 434.660 kilowatios a la hora. Esto representa una disminución en el gasto de 65.000 euros al año (650.000 en diez años), según los datos facilitados por el Ayuntamiento.

El cambio de las 1.204 luminarias es sólo el primer paso, ya que la concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, anunció hace varios meses que su intención es renovar poco a poco todas las bombillas que hay en la ciudad y sustituirlas por las nuevas Led, que consumen mucho menos. «Nos ahorraríamos hasta un 45% en la factura», subrayó.

De hecho, el Consistorio tenía previsto gastarse el pasado año en luz 1.750.000 euros, pero esa cifra se había superado ya en el mes de septiembre.

Las obras

En las calles. Se están sustituyendo 590 luminarias que tienen 25 años o más por otras que gastan y contaminan menos y dan más luz. En Paraíso, San Miguel, Gamazo, Plaza España y Poniente.

En los parques. Cambiarán 614 luminarias y columnas de muy baja calidad, de vapor de mercurio, que contaminan mucho y no se fabrican.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID