Gisele Bünchen y Tom Brady
Gisele Bünchen y su marido, Tom Brady, a salvo. 20 minutos

Una aventura en kayak que la modelo Gisele Bündchen y su marido, Tom Brady, emprendieron hace unas semana por el río Charles de Massachusetts casi termina en tragedia. Al menos, así lo asegura el medio mexicano Frontera.info y la página Terra, que desvelan cómo el jugador de fútbol americano tuvo que ser rescatado del río por unos jóvenes, después de que su embarcación volcara y se llenara de agua, y de que el deportista fuera incapaz de hacerse con la situación.

Afortunadamente para la guapa brasileña, de quien se dice que está embarazada, en ese momento viajaba en otro kayak.

Nadie nos cree cuando contamos que hemos salvado a Tom Brady

Han sido los 'salvadores' de Brady quienes se han encargado de divulgar la noticia. Primero, entre sus amigos, quienes al principio no les creían.  ¡Y eso que les mostraron una foto de la pareja!

Más tarde, al diario Boston Herald .

"Mi amigo Johanathan Yasuda y yo estábamos navegando cuando nos enteramos por un instructor de que Tom Brady y Gisele Bündchen habían alquilado allí mismo unos kayaks", explica Robin, una de las protagonistas de este rescate.

Es estonces cuando la pareja y el instructor decidieron echar un ojo a los dos famosos. La escena que se encontraron fue la de un Brady desesperado y exhausto junto a su embarcación volcada. El trío de curiosos ayudó a Brady a subir a una lancha de rescate, que le transportó a la orilla.

"Después, parecía que estaba un poco cortado, pero fue muy amable y cordial", continúa Robin, quien señala que el accidente se produjo porque el futbolista estaba tratando de navegar más deprisa que otro amigo suyo.

También Giselle, a quien debieron de ver más tarde, es, a su entender "muy maja".

Tras lo sucedido, Robin y su amigo sólo tienen una queja: "Nadie nos cree cuando decimos que hemos salvado a Tom Brady".