Interior pedirá la colaboración ciudadana para buscar personas desaparecidas

  • Se ha creado un sistema integrado de búsqueda de desaparecidos.
  • Estará operativo un teléfono de asistencia social para los casos relacionados con menores, el 116000.
  • La Policía, la Guardia Civil y las policías autonómicas compartirán toda la información de cualquier denuncia.
Yeremi Vargas y Madeleine McCann, dos menores que permanecen en paradero desconocido desde hace años.
Yeremi Vargas y Madeleine McCann, dos menores que permanecen en paradero desconocido desde hace años.
ARCHIVO

Un nuevo sistema integrado de búsqueda de personas desaparecidas, puesto en marcha por el Ministerio del Interior, permite emitir alertas a través de los medios de comunicación y crea un teléfono de asistencia social para las desapariciones de menores, el 116000.

El sistema será utilizado conjuntamente por la Policía, Guardia Civil y las policías autonómicas, quienes registrarán y compartirán desde el primer momento toda la información de cualquier denuncia por desaparición en España, gracias a una nueva Base de Datos de Personas Desaparecidas y Cadáveres.

Esta base de datos cruza los datos de todas las policías sobre casos de desaparición con los datos almacenados de cadáveres y restos humanos sin identificar y para su cotejo se emplean elementos como los rasgos físicos, huellas dactilares o ADN. Además, el fichero será compatible con las bases de datos internacionales sobre desapariciones de Europol o Interpol.

Avisos de colaboración a los ciudadanos

El Ministerio del Interior también pondrá en marcha un nuevo teléfono de atención social para los

casos de niños desaparecidos, el 116000 (el mismo número utilizado en servicios similares en países como Grecia, Hungría, Países Bajos, Portugal o Rumanía).

El 116000 será gestionado por una ONG y contará con un protocolo para trasladar a las Fuerzas de Seguridad del Estado cualquier llamada que requiera tratamiento policial.

También se creará un Sistema de Alerta por Desaparición de Alto Riesgo (SADAR), que permitirá emitir alertas o avisos de colaboración a los ciudadanos a través de los medios de comunicación. Este sistema, similar a los existentes en EE UU y Francia, tendrá carácter transfronterizo en el caso de las desapariciones en las que se sospeche que el menor ha podido abandonar el país.

En el caso de los mayores de edad, la Policía valorará situaciones como sospechas sobre un posible secuestro o extorsión, si es víctima de violencia machista, si ha desaparecido sin documentación, entre otras. Cada año se producen una 50 desapariciones de "alto riesgo" en España, algunas de las cuales nunca se llegan a resolver.

El nuevo protocolo establece además la posibilidad de crear una 'célula de seguimiento', integrada por el delegado del Gobierno y el mando policial responsable de la investigación, que decidirá si se envía una alerta por medio del SADAR.

Además, se designará un portavoz oficial ante los medios de comunicación y un 'enlace policial' que centralice el contacto con la familia de la persona desaparecida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento