Barcelona mojará el suelo de plazas y playas para evitar aglomeraciones nocturnas

Mossos d'Esquadra echan a personas de la playa de la Barceloneta tras la noche de la verbena de Sant Joan.
Mossos d'Esquadra echan a personas de la playa de la Barceloneta tras la noche de la verbena de Sant Joan.
ACN

El Ayuntamiento de Barcelona se ha mostrado este jueves especialmente preocupado por el gran aumento de contagios de Covid-19 entre la población joven, que se han multiplicado por cuatro en la última semana. Por ello, ha anunciado que reforzará el dispositivo para reducir aglomeraciones nocturnas en playas y plazas de la ciudad durante el fin de semana. Una de las medidas que se pondrá en marcha será la de mojar el suelo de plazas y la arena de las playas para evitar que la gente permanezca en ellas.

La Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra vaciarán las zonas donde se produzcan aglomeraciones -como las plazas de Gràcia o la playa de la Barceloneta- y posteriormente entrarán los equipos de limpieza, que rociarán con agua el suelo o la arena para dificultar que vuelva a llenarse de gente. El concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, ha admitido en rueda de prensa que esta medida no será cien por cien efectiva, aunque “sí ayuda a que pueda hacerse este vaciado de una forma más sencilla”.

Los vecinos, al límite

La prioridad del consistorio, además de evitar aglomeraciones y contagios, es también preservar el descanso de los vecinos, que llevan semanas quejándose por los ruidos de los botellones a altas horas de la noche. Los más afectados son los del barrio de la Barceloneta, que desde el levantamiento del toque de queda soportan un grave aumento de ruido y suciedad en su zona.

Ante esta realidad, el teniente de alcaldía de Seguridad, Albert Batlle, ha anunciado que este fin de semana se reforzará el dispositivo policial y de informadores cívicos, además del de limpieza. El reto de los agentes será redirigir a la multitud que entre y salga de la playa hacia el paseo Joan de Borbó, y evitar que se adentren en el barrio de la Barceloneta.

En el operativo policial participará la Guardia Urbana de Barcelona, Mossos d’Esquadra y Policía Portuaria, en un dispositivo que, aunque no llegará a tener la magnitud del de Sant Joan, sí “se acercará”, y supondrá un incremento con respecto a veranos anteriores. La subida del 30% de los agentes que se produjo en Sant Joan no será posible esta vez debido a que parte de la plantilla se encuentra de vacaciones.

Incumplimiento de las medidas sanitarias

Batlle también ha apelado a la responsabilidad y al civismo de la ciudadanía, y ha explicado que “preocupa el incumplimiento generalizado de las mínimas normas de seguridad sanitaria”. En este sentido, la concejala de Salud, Gemma Tarafa, ha remarcado la importancia de evitar aglomeraciones y, cuando no sea posible mantener la distancia, utilizar la mascarilla. “Divirtámonos siendo responsables. No nos podemos permitir el lujo de volver atrás”, ha dicho.

A partir de este viernes, los locales de ocio nocturno están obligados a cerrar otra vez -se les permitió abrir el pasado 21 de junio-, excepto aquellos que dispongan de espacios al aire libre. Así, este fin de semana buena parte del ocio nocturno permanecerá cerrado y se espera que todavía más personas se acumulen en la vía pública, a falta de alternativas reguladas. 

No obstante, el Ayuntamiento no se plantea por ahora medidas como el cierre de playas, ya que esto podría provocar concentraciones en zonas residenciales. “Lo que hay que hacer cuando acaba la actividad es irse a casa y respetar el descanso propio y de los vecinos”, ha opinado Batlle. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento