Investigadores de la Universidad de Oviedo sobre descarbonización reciben financiación de la Fundación Phoenix Contact

Los investigadores de la Universidad de Oviedo Selina Kerscher y Matías Kippke, ambos del grupo Laboratorio de Investigación Unificada de Gestión de la Energía Eléctrica (LEMUR por sus siglas en inglés), han obtenido financiación de la Fundación Phoenix Contact para desarrollar trabajos en el ámbito de las redes eléctricas inteligentes para avanzar en la descarbonización.
Investigadores de la Universidad de Oviedo sobre descarbonización reciben financiación de la Fundación Phoenix Contact
Investigadores de la Universidad de Oviedo sobre descarbonización reciben financiación de la Fundación Phoenix Contact
20M EP

Estas investigaciones han sido las dos únicas que la Fundación Phoenix Contact ha decidido financiar en una universidad fuera de Alemania, según apuntan desde la institución académica asturiana en nota de prensa.

La Fundación Phoenix Contact financia anualmente una serie de investigaciones alineadas con su misión empresarial y sus principios de responsabilidad social corporativa. Sus becas están destinadas a promover el desarrollo tecnológico de la organización, contribuir a su posicionamiento estratégico, a los valores humanos, a la sostenibilidad y a la independencia para lograr un mundo diseñado de forma sostenible.

En esta ocasión, la fundación financiará los estudios que la estudiante de doctorado Selina Kerscher está realizando en el programa de doctorado del grupo de investigación LEMUR. Su trabajo estará centrado en "la gestión de la flexibilidad como elemento facilitador de la transición energética eficiente hacia la neutralidad del carbono con mercados eléctricos liberalizados". La fundación ya financia otra investigación del mismo programa de doctorado y mismo grupo de investigación sobre la "infraestructura de medida avanzada para la gestión de recursos flexibles" llevada a cabo por el estudiante de doctorado Matías Kippke. En este caso, se está desarrollando un demostrador de gestión de cargas flexibles instalado en el laboratorio Gijón DemoLab de la Cátedra Milla del Conocimiento Gijón Smart Cities en el que están implicados diferentes empresas e instituciones.

Ambos proyectos de investigación han sido impulsados por el Dr. Adriano Mones (director de desarrollo de negocio en Phoenix Contact E-Mobility para España y LATAM) y están siendo dirigidos por el profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Investigador del grupo LEMUR y director de la Cátedra Smart Cities, Pablo Arboleya.

Para enmarcar las investigaciones, ha de tenerse en cuenta que el éxito ante los indudables retos que plantea el cambio de modelo hacia una economía baja en carbono está sumamente ligado a la innovación y al desarrollo tecnológico que se producen en el ámbito de la energía.

En el proceso de transición energética hacia un sistema energético sostenible, las medidas de eficiencia y ahorro se complementan con los esfuerzos en innovación tecnológica, guiados, a su vez, por la necesidad de producir de forma más sostenible, eficiente y a precios competitivos, reducir la dependencia exterior y luchar contra el cambio climático.

Las áreas en las que se estructuran las principales líneas de investigación en el ámbito de las redes inteligentes son fundamentalmente el almacenamiento y generación de energía, el desarrollo del vehículo eléctrico, así como la distribución y el transporte de la energía de forma eficiente.

La distribución eléctrica está experimentando más cambios en estos últimos años de los que se han vivido durante décadas gracias a los avances en las líneas de investigación mencionadas. Varias tecnologías como el vehículo eléctrico, sistemas de generación fotovoltaicos, sistemas de almacenamiento o bombas de calor han ido reduciendo sus costes de manera exponencial para hacerse más accesibles a los usuarios finales.

Estas tecnologías provocan que lo que anteriormente eran solo clientes que consumían electricidad, se hayan convertido en prosumidores, clientes que producen electricidad o la consumen de forma flexible. Es decir, que el consumo y la generación distribuida puedan gestionarse de forma activa para lograr una mayor eficiencia reduciendo las necesidades de inversión en infraestructura eléctrica.

Para lograr una penetración masiva de este tipo de energía fomentando la descarbonización a través de la electrificación es necesario disponer de sistemas de gestión de las cargas flexibles y diseñar mecanismos de mercado que permitan la participación de los prosumidores y este es el objetivo conjunto de ambas investigaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento