Lynne Spears, madre de Britney, asegura tener "sentimientos encontrados" con la tutela de su hija

Britney Spears y su madre, Lynne, en 2017.
Britney Spears y su madre, Lynne, en 2017.
GTRES

Ya advirtieron diversos abogados que, en lo concerniente al fin de la tutela de Britney Spears, las esperanzas debían ser tomadas con precaución, que el movimiento #FreeBritney no podía cantar victoria todavía. Y los últimos acontecimientos, desapareciendo de la ecuación su letrado desde 2008, su mánager y desmarcándose la compañía que debía asumir su cotutela, no han hecho, sin embargo, más que avivar esa creencia de que la cantante será por fin libre de verdad. La última en pronunciarse sobre esto ha sido su madre y no está realmente convencida de que sea lo mejor para su hija.

Lynne Spears, que ha sido continuamente señalada como una de las responsables de los males de la artista, ha explicado que a ella se le quedará un sabor agridulce si finalmente la jueza Brenda J. Penny decreta que Britney no necesita supervisión alguna y puede ser totalmente responsable tanto de su vida como de sus finanzas.

"Tengo sentimientos encontrados sobre todo esto. No sé muy bienqué pensar... Supone mucho dolor y mucha preocupación", ha afirmado la madre de la autora de éxitos como Womanizer, Toxic o Baby One More Time en una conversación que ha mantenido con los periodistas Ronan Farrow y Jia Tolentino, que son quienes están llevando una investigación sobre el caso para The New Yorker.

Advierten estos durante su reportaje que al contactar hace unos días con Lynne Spears vía telefónica esta les advirtió de que terminaría tajantemente la llamada si algún miembro de la familia entraba en la habitación y descubría que estaba hablando con ellos.

Asimismo, explican, Lynne se negó a responder preguntas que no versasen sobre ella, no contestando ninguna de las cuestiones sobre el caso que involucra a su hija. Por ello sus declaraciones son tan cortas. Sin embargo, desde el citado medio han conseguido hablar con una amiga muy cercana a la familia, Jacqueline Butcher, que ha desempolvado ciertos recuerdos que no dejan en buen lugar al círculo cercano de la cantante.

Habla Jacqueline

Butcher explica que, tras el comienzo de la tutela hace 13 años, el padre de Britney, James Spears, llegó a insultar a su hija, tildándola de "gorda". "Jamie dijo: 'Cariño...', y yo pensé que le iba a decir 'Te queremos, pero necesitas ayuda'. Y sin embargo lo que dijo fue: '... Estás gorda. Te voy a poner a dieta. Te conseguiré un entrenador y volverás a estar en forma'", ha rememorado.

Además, recuerda que cuando su hija intervino en Cómo conocí a vuestra madre, lo que tenía que suponer un regreso, en lugar de animarla, su padre se volvió una pesadilla para su hija: "Él le gritaba de todo a la cara, hasta la saliva le salía volando, y le decía que era una puta y una madre horrible".

Según su versión, Jamie le decía a Britney que solo le dejaría ver a sus hijos si obedecía sus órdenes, algo a lo que accedía Lynne Spears: "Ella era todo el rato como: 'Obedece a papá y te dejarán salir'". Según Jacqueline Butcher, Lynne aceptó la tutela en un principio porque pensó que sería cuestión de meses y que prefería que fuera el padre, dado que así la relación entre su Britney y James se vería resentida, pero no al contrario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento