Dos hombres y una mujer detenidos, no se considera agresión homófoba... así avanza la investigación sobre el asesinato de Samuel en A Coruña

Imagen de archivo de Samuel, el joven asesinado en A Coruña.
Imagen de archivo de Samuel, el joven asesinado en A Coruña.
Instagram
Imagen de archivo de Samuel, el joven asesinado en A Coruña.
Atlas

En la madrugada del sábado, Samuel Luiz, un joven de 24 años, vecino de Culleredo y auxiliar de enfermería recibió una brutal paliza junto al paseo marítimo de A Coruña que provocó su muerte y la reacción de los ciudadanos en múltiples puntos de España.

No obstante, pese a la indignación y clamor popular al vincularlo con una agresión homófoba, fuentes cercanas a la investigación han considerado que el móvil del asesinato de Samuel no fue por homofobia.

Asimismo, este martes han sido detenidos tres jóvenes -dos varones y una mujer-, tras tomar declaración de quince adolescentes por una supuesta vinculación con la brutal paliza que acabó con la vida de Samuel, según ha publicado la Policía Nacional en su cuenta oficial de Twitter, indicando que no se descartan más detenciones en las próximas horas.

Hasta el momento, tres detenidos

Los tres jóvenes, de entre 20 y 25 años de edad, están detenidos en calidad de presuntos autores del asesinato, sin descartar la posibilidad de efectuar más detenciones.

Sin embargo, tras haber tomado declaración de quince jóvenes, la investigación continúa abierta para esclarecer quién fue el autor material del golpe que le causó la muerte a Samuel.

La mala calidad de las imágenes grabadas por las cámaras cercanas al lugar donde se llevó a cabo la paliza mortal dificulta determinar la identidad del autor que asesinó a Samuel.

Móvil del asesinato

Lo que sí han esclarecido las investigaciones es que el asesinato no se trata de un delito de odio ni está vinculado con la homofobia, aportando tres motivos diferentes que respaldarían esta hipótesis.

El primer motivo por el que los investigadores no barajan la opción de que sea un delito de odio es el desencadenante de la pelea. Samuel estaba realizando una videollamada con el teléfono móvil con Vanesa, la novia de su amiga Lina, lo que propició la pelea puesto que un grupo de jóvenes pensó que les estaban grabando sin consentimiento.

El siguiente motivo que argumentan los investigadores del caso para descartar que sea una agresión homófoba es que el grupo que dio la paliza a Samuel no le conocía con anterioridad ni podía conocer, por tanto, su orientación sexual.

El motivo final que señalan es que, además del grito de "maricón", los agresores profirieron otros insultos como "hijo de puta" o "subnormal", por lo que consideran que la agresión no estaría vinculada con violencia homófoba.

Nuevos detalles de la agresión

En el momento de los hechos, Samuel estaba realizando una videollamada por teléfono móvil en las inmediaciones de un pub de noche en la playa de Riazor (A Coruña). En ese momento, un grupo de jóvenes pronuncia "o paras de grabar o te mato, maricón" y se desencadena la agresión, a posteriori, mortal, según ha publicado el medio digital El Español.

En ese momento, un primer agresor le propina un puñetazo y diversos amigos del mismo se suman a la pelea, golpeándole durante 250 metros hasta que lo tiran al suelo y le pegan patadas, sobre todo en la cabeza. Samuel intentó evadir los golpes, nunca combatirlos.

Las cámaras de seguridad de la zona captaron que Samuel dejó de moverse tras 15 minutos de patadas y golpes sin descanso. El joven no sobrevivió a la paliza y murió esa misma madrugada en el hospital de A Coruña.

Pese a la baja calidad de imagen de las cámaras de seguridad, los presuntos agresores dejaron sus datos en una discoteca cercana al lugar donde ocurrieron los hechos, lo que ha facilitado la toma de declaraciones y la posterior detención, hasta el momento, de tres de ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento