Qué es la ley 'solo sí es sí': cuándo se tramitará y en qué consiste

Una mujer con un cartel en el que reza 'Vivas nos queremos' durante la manifestación feminista en la Puerta del Sol con motivo del 8-M de 2019.
Manifestación feminista en la Puerta del Sol con motivo del 8-M de 2019.
Óscar J.Barroso/AFP7 / Europa Press

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el proyecto de la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como la Ley del #SoloSíEsSí, cuyos objetivos principales "proteger de manera integral el derecho a la libertad sexual" y "erradicar las violencias sexuales". De esta manera, el ejecutivo central da luz verde al anteproyecto tras iniciar su tramitación el pasado mes de marzo de 2020.

Después de realizar diversas modificaciones, este anteproyecto ha sido aprobado finalmente y se enviará al Congreso de los Diputados como proyecto de ley para comenzar el debate en el mes de septiembre. Así, el anteproyecto ha sido sometido a consulta pública y ha pasado por diversos órganos por lo que ha experimentado cambios.

El consentimiento será "la clave"

Como explican desde el Ministerio de Igualdad, esta ley "es una respuesta institucional a las demandas feministas que llenaron las calles con Nagore Laffage, Laura Luelmo, Nevenka o la víctima de la Manada". Tras las últimas modificaciones, la versión aprobada este martes incluye medidas principales como la del consentimiento, que será "la clave para hablar de libertad sexual".

De esta manera, desde que se apruebe definitivamente este proyecto de ley, "toda relación sexual sin consentimiento será una agresión sexual". El documento actual destaca que "solo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona". 

Defensa de los derechos sexuales

Otra de las medidas de esta norma será garantizar "la seguridad de las mujeres y el derecho a decidir sobre su propia sexualidad, el derecho al bienestar sexual y a la integridad sexual y el derecho a elegir con quién mantener relaciones sexuales". Por tanto, se trata de una ley que servirá para "proteger los derechos de las víctimas y supervivientes de todas las violencias sexuales"

La norma sitúa "a las víctimas en el centro" y refuerza las herramientas de prevención, sensibilización, reparación y acompañamiento. Por eso, con esta ley se pretende que mujeres, niñas y niños tengan derecho a una asistencia integral, a atención sanitaria especializada, a asistencia jurídica gratuita, a ayudas económicas, a derechos laborales y a una reparación integral.

Asistencia y reparación integral

Como destaca el comunicado emitido al término de la reunión por Igualdad, este proyecto protege el "derecho a la asistencia integral especializada" para todas las víctimas independientemente de "su orientación sexual, edad, origen racial o étnico así como con independencia de su situación administrativa". Por tanto, este derecho incluye ayuda psicológica, social, jurídica y laboral a través de centros abiertos 24 horas; asistencia especializada a menores víctimas de violencia sexual, y asistencia especializada para víctimas de trata y explotación sexual. 

Por otro lado, las víctimas de violencias sexuales "tendrán derecho a la reparación a través de una indemnización que evalúe económicamente el daño físico, psicológico, la pérdida de oportunidades educativas o laborales, los daños materiales o la pérdida de ingresos, así como el daño social o el tratamiento terapéutico al que se haya visto sometida".

Acabar con el proxenetismo y con la explotación sexual

Asimismo, esta normativa busca "perseguir el proxenetismo" y, por ello, "incorpora la tercería locativa para perseguir a todo aquel que, con ánimo de lucro y de manera habitual, destine un inmueble o local para favorecer la explotación sexual". Además, contempla la creación de un 'Plan nacional sociolaboral' para garantizar "alternativas para las mujeres y niñas víctimas de trata y explotación sexual".

Por otro lado, la norma contempla la formación a operadores jurídicos y la creación de juzgados específicos para "evitar la victimización secundaria de las mujeres" y para que estén especializados en violencias sexuales. Así, "garantiza el acceso a la justicia gratuita y el acompañamiento especializado a las víctimas".

Fomentar la educación afectivo-sexual

Otra de las medidas esenciales de esta ley para la prevención de las violencias sexuales es reforzar "los contenidos sobre educación afectivo-sexual e igualdad en todos los niveles educativos" en el sistema educativo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento