El Ayuntamiento colabora con la ONG Plan Internacional para lograr una ciudad más segura para las jóvenes

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y la delegada de Igualdad, Participación Ciudadana, Educación y Coordinación de Distritos, Adela Castaño, han analizado este martes con la ONG Plan Internacional el resultado del informe 'Safer Cities For Girls', elaborado en la ciudad tras recabar 117 testimonios de jóvenes de entre 15 y 25 años en Sevilla.
El Ayuntamiento colabora con la ONG Plan Internacional para lograr una ciudad más segura para las jóvenes
El Ayuntamiento colabora con la ONG Plan Internacional para lograr una ciudad más segura para las jóvenes
20M EP

Este estudio concluye que el 83 por ciento de las jóvenes han sufrido enalgún momento acoso callejero, en su mayor parte de carácter verbal. Este estudio además recoge que una de cada cinco jóvenes ha normalizado este tipo de situaciones, detalla en una nota de prensa.

Con base en este estudio, la entidad propone una serie de recomendaciones para las ciudades que serán evaluadas y analizadas por parte del Ayuntamiento con el objetivo de generar una ciudad más segura, con un diseño urbano con enfoque de género, en la que se apueste por la coeducación en los centros educativos, que mantenga como prioritarias las políticas de igualdad y que refuerce los trabajos de concienciación y sensibilización contra la violencia de género.

"Para el gobierno de la ciudad, la erradicación del acoso y de cualquier tipo de violencia de género es una prioridad. Y en esta lucha es fundamental la colaboración y la unidad de acción con el movimiento asociativo. Este proyecto de Plan Internacional y sus conclusiones nos reflejan que queda mucho camino por hacer y es importante que avancemos de forma conjunta", ha explicado el alcalde.

Espadas ha destacado que "tenemos que visibilizar el problema y poner una estrategia en marcha", tras mantener un encuentro con representantes de la entidad y con las tres jóvenes que han elaborado el estudio en la ciudad. "l 83 por ciento de las mujeres jóvenes en Sevilla han sufrido acoso callejero. Se trata de una discriminación por razón de género y edad que tiene un impacto real en sus vidas, limita su libertad y condiciona su desarrollo".

"La reunión de este martes es el primer paso para un plan de trabajo conjunto en el que las experiencias y voces de las jóvenes sean tenidas en cuenta en las políticas municipales", ha subrayado la directora general de Plan International, Concha López, que también ha participado en elencuentro.

PROYECTO 'SAFER CITIES FOR GIRLS'

La investigación se ha desarrollado en el marco del proyecto 'Safer Cities for Girls', financiado por la Comisión Europea, a partir de las 3.000 experiencias registradas a través de una web activa en Sevilla, Madrid, Barcelona, Bruselas, Amberes y Charleroi. A través de esta plataforma, las propias jóvenes podían marcar en el mapa de su ciudad un punto que les había parecido seguro o inseguro, los motivos y dar otros detalles sobre su experiencia, como, por ejemplo, si recibieron ayuda o no.

Según el estudio, solo un 1 por ciento de las chicas que ha sufrido acoso lo comunica a las autoridades o fuerzas de seguridad y en el 27% de los casos la experiencia se suele quedar en conversaciones con familiares o amistades. El informe revela además que en el 92 por ciento de los casos las jóvenes que han sufrido acoso no han recibido apoyo o ayuda de las personas que lo presenciaron.

Las jóvenes han explicado al alcalde y la delegada cómo de acuerdo con el estudio más del 30 por ciento de las jóvenes en Sevilla modifican su comportamiento debido al acoso callejero, recurriendo a estrategias para protegerse y aumentar su sensación de seguridad, que pueden ir desde elegir un camino alternativo (21 por ciento) hasta no volver a caminar sola por el lugar en el que fueron acosadas (12%).

Destaca que en el 11 por ciento de los casos las jóvenes no modifican sus costumbres y regresan al mismo lugar. Según el informe, 8 de cada 10 situaciones de acoso callejero que sufren las chicas en Sevilla no implican contacto físico: abarcan desde miradas, silbidos, persecuciones, comentarios e insinuaciones, entre otras. No obstante, un 6 por ciento de los casos llega al contacto físico. Por tipo de lugares, el 42 por ciento de las experiencias de acoso que viven las jóvenes en Sevilla tienen lugar en la calle.

También se producen de camino a actividades deportivas o de ocio (12%), en parques y jardines (12 por ciento), y en el transporte público (11 por ciento). Respecto a las franjas horarias, la mayoría de casos de acoso callejero en la ciudad hispalense ocurre por la noche (35%) y por la tarde (27%), seguido por la madrugada (14%). No obstante, la sensación de inseguridad está extendida entre muchas jóvenes de la capital.

Así, un 25 por ciento señala que son acosadas "en cualquier momento". Las jóvenes perciben que los espacios en Sevilla son seguros cuando existe "presencia policial o vigilancia" (31%), son "lugares concurridos" (25%) o con "infraestructuras adecuadas" (23%).

Por este motivo, las jóvenes han reclamado al Ayuntamiento más puntos seguros en zonas de ocio, así como garantizar la participación de niñas, adolescentes y jóvenes en el desarrollo de planes de urbanismo, para incluir su perspectiva y necesidades. Se trata de avanzar en la línea desarrollada por el Ayuntamiento en distintos programas como la red de Centros Integrales de Atención a la Mujer, mejoras en iluminación, los programas de coeducacion, los planes puestos en marcha en grandes eventos de la ciudad en colaboración con entidades o el proyecto piloto de paradas anti acoso de Tussam.

RECOMENDACIONES PARA CREAR CIUDADES SEGURAS

Plan International lleva desde 2018 trabajando para para que las autoridades adopten medidas con el fin de generar ciudades inclusivas en las que las niñas y las jóvenes se sientan libres y seguras. En este sentido, el informe destaca una serie de recomendaciones que pasan por legislar para prevenir, detectar, denunciar sancionar y erradicar el acoso callejero,impartiendo formación y otorgando recursos a las fuerzas y cuerpos de seguridad para actuar ante las denuncias.

Además, se recomienda mejorar la planificación urbana mediante la adopción de un enfoque de género en el diseño y planificación urbana, incluyendo las necesidades de las niñas, adolescentes y jóvenes, así como apostar por una educación inclusiva, de calidad y en igualdad, tanto formal como informal, para erradicar los estereotipos de género y como herramienta de prevención de todas las formas de violencia de género, incluido el acoso callejero.

Asimismo, se aconseja aumentar los recursos de atención para jóvenes que han sufrido acoso en los espacios públicos, e incluir estos servicios psicosociales en todos los ámbitos, teniendo en cuenta que el acoso callejero se produce en cualquier espacio; fomentar la participación de las y los jóvenes en el diseño de ciudades más seguras, para tener en cuenta sus experiencias, demandas y necesidades, y sensibilizar a la sociedad y difundir las iniciativas municipales en materia de prevención y atención del acoso callejero, a través de campañas en plataformas relevantes y accesibles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento