Tormenta y Lobezno
Tormenta y Lobezno dibujados por Carlos Pacheco.

Casi todos tienen un perfil común: fueron niños que devoraban los cómics, dibujaban a todas horas, especialmente en clase, en el margen de sus libros, y soñaban con llegar a ser como sus grandes ídolos: Jack Kirby, John Byrne, Romita...

Para un españolito de a pie, la simple idea de ganarse la vida dibujando cómics causaba la mofa de los que le rodeaban, hacerlo además al otro lado del charco, en DC o Marvel, una quimera. Pero para tres jóvenes talentos, la fantasía inalcanzable se hizo realidad a principios de los noventa.

Daredevil y Elektra.Marvel decidió abrir una división en Europa, reclutando a nativos para sus nuevas colecciones; el barcelonés Pascual Ferry, el valenciano Salvador Larroca y el gaditano Carlos Pacheco fueron elegidos para la gloria. Sacaron lo mejor de sus lápices para la prestigiosa factoría de ideas en su sede londinense. Pero la división británica cerró, y lo que debía haber sido un revés para estos tres españoles se convirtió en su pasaporte directo al gran sueño americano.

Primero llegaron Larroca y Pacheco, posteriormente lo haría Ferry. "Fue una carambola", nos cuenta Salvador Larroca, convertido hoy en uno de los fichajes estrella de Marvel. «Tuvimos la suerte de que en ese momento necesitaban gente en Estados Unidos y pegamos el salto. Nunca imaginé que podría llegar a hacer esto, y es mejor de lo que siempre había soñado».

Larroca dibuja en su estudio de Valencia, donde vive con su mujer y sus hijos, y envía diariamente su trabajo a Marvel por Internet. "Hago lo que quiero, pero también es muy solitario. Me paso el día en mi estudio solo con mi perro. Por la tarde vienen los niños; a ellos les sorprende que otros padres trabajen en oficinas. A veces echas de menos trabajar con más compañeros, se vive de otra manera, es más divertido".

La nueva hornada ataca fuerte

Larroca, Pacheco y Ferry fueron los pioneros, la avanzadilla de una armada invencible de dibujantes íberos que ahora son el gran filón del cómic americano. Así, desde hace unos años se está produciendo una fuga de talentos españoles a la conquista de Marvel y DC: Daniel Acuña (Flash), Ramón F. Bachs (Star Wars, Batman), David López (Catwoman), Guillem March (Gotham City Sirens), Marcos Martín (Batgirl, Doctor Extraño) Javier Pulido (Robin: Año Uno, Catwoman), Eduardo Alpuente (Wolferine), Carlos Rodríguez y Julián López (Batman y los Outsiders) son sólo algunos.

 

Turismo patrio en las viñetas

Cuando la tierra tira... Tanta presencia de españoles en el cómic de superhéroes no podía pasar desapercibida en sus aventuras.

El pasado 29 de mayo, Planeta DeAgostini publicó Batman en Barcelona: El caballero del dragón, una aventura del hombre murciélago en la Ciudad Condal con dibujo del barcelonés Diego Olmos y portada del prestigioso Jim Lee.

Los X-Men e Iron Man también pasaron por España (X-Treme X-Men #1 y El invencible Iron Man); Salvador Larroca es culpable de ello, el mejor embajador de su tierra en Marvel, que no duda en 'colar' cualquier rincón de Valencia en sus viñetas. Larroca es aficionado a sacar amigos, parientes y conocidos en su trabajo, e incluso se atrevió a inmortalizar a Letizia Ortiz; algo "anecdótico" para él, pero que armó un gran revuelo.

Carlos Pacheco, un talento de San Roque

Nació en San Roque (Cádiz) y estudió Biología. Su original estilo causó furor en X-Men. También han pasado por sus lápices Los 4 Fantásticos, Los Vengadores y Superman.

Salvador Larroca, el valenciano del lápiz de oro

Su impresionante trabajo con Elektra, Iron Man, X-Men, Los 4 Fantásticos y Spiderman cuenta con una legión de admiradores como Eminem, al que convirtió en un héroe de cómic junto a The Punisher.

Kano, autodidacta 'made in barna'

Aprendió a dibujar por su cuenta y a los 13 años publicaba sus fanzines. En su currículum figuran Batman, Superman, Spiderman y Los Cuatro Fantásticos.

Pasqual Ferry, el veterano del grupo

Este barcelonés se curtió en grandes revistas como Zona 84, Totem, Cimoc y El Jueves. Tras triunfar con Superman, Los Cuatro Fantásticos e Iron Man, ha adaptado al cómic El juego de Ender.