Franjas horarias de la luz 2021: cómo ahorrar en el recibo usando los tramos por horas

El nuevo modelo de factura de la luz para los consumidores que están en el mercado regulado (PVPC, Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) entrará en vigor el próximo 1 de junio y tendrá como grandes novedades que de seis tarifas diferentes pasará a una sola y que los tramos horarios se dividirán en tres, conocidos como punta, llano y valle, que tendrán precios distintos.
El nuevo modelo de factura de la luz para los consumidores del mercado regulado.

Hace prácticamente un mes que entró en vigor la nueva factura de la luz para los consumidores que se encuentran en el mercado regulado y que incluye un único peaje de acceso y discriminación horaria en tres tramos a lo largo del día. De esta manera, poner la lavadora será más caro a las 20.00 horas de la tarde que durante la madrugada. Al igual que planchar, que será más económico hacerlo durante los fines de semana que de lunes a viernes. 

Por tanto, existen tres períodos diferentes de facturación de la energía (punta, llano y valle), mientras que, durante los fines de semana y los festivos todas las horas serán valle. Las horas punta, que serán las más caras, irán de lunes a viernes en un horario de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas

El tramo llano es de lunes a viernes, en un horario de 08.00 a 10.00 horas, de 14.00 a 18.00 horas y de 22.00 a 00.00 horas. Mientras, las más económicas correspondientes al tramo valle irán de 00.00 a 08.00 horas entre diario y durante los fines de semana.

Evitar las horas punta y programar los dispositivos

Con el objetivo de ahorrar en la factura mensual, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) propone tres recomendaciones para sacar partido a esta nueva tarifa de la luz. Así, una de las claves principales consiste en utilizar los electrodomésticos en los horarios más económicos y evitar ponerlos en marcha en las horas punta. Por ejemplo, programando la lavadora o el lavavajillas por la noche en horario valle o por la tarde en el tramo llano. 

La mayoría de electrodomésticos actuales incorporan esta función de programado, pero si no dispones de la misma puedes utilizar un reloj programador en el enchufe. 

Al evitar el horario punta se puede alcanzar un ahorro de aproximadamente 30 euros anuales por cada aparato electrónico aprovechando únicamente el horario llano entre diario, sin programar nada durante la noche.

Este ahorro podría ser de 130 euros si se ponen en marcha en el horario más económico. De hecho, "el ahorro total podría alcanzar los 574 euros si usaras siempre tus electrodomésticos en horario valle en vez de hacer el 100% de ese consumo en horario punta", advierten.

Ajustar la potencia contratada

Otra opción para ahorrar en la factura de la luz es "tener dos potencias contratadas". Esto significa que "cada kW que contratas para las horas punta y llano te cuesta 30,67 euros al año, mientras que el kW contratado para las horas valle es solo de 1,42 euros por año", detallan en la OCU

De tal manera que si contratas 4,4 kW de potencia para todo el día, el importe a pagar al año será de 180 euros solo por esta parte fija de la factura. "Si reduces tu potencia de día a 3,3 kW y mantienes 4,4 kW solo de noche y fines de semana, pagarás 137 euros al año por el término fijo"

Asimismo, es recomendable ajustar la potencia contrata a las verdaderas necesidades de la vivienda en función de la cantidad de electrodomésticos y de su uso. Por otro lado, hay que evitar poner en marcha dos aparatos eléctricos al mismo tiempo porque el consumo de energía se eleva, así como informarse adecuadamente del consumo de cada dispositivo.

¿Qué otras recomendaciones hay que tener en cuenta?

Selectra, empresa especializada en la comparación de tarifas de energía y telecomunicaciones, ofrece a los consumidores las siguientes pautas para ahorrar en el recibo de la luz:

  • Comprar electrodomésticos que sean eficientes en la etiqueta energética.
  • Lavar la ropa con un programa en frío, ya que las temperaturas bajas reducen el consumo de energía. 
  • Utilizar el calor residual del horno o de la vitrocerámica para terminar de cocinar.
  • Instalar bombillas LED de bajo consumo. 
  • Emplear enchufes inteligentes para controlar el encendido y apagado de los aparatos.
  • Instalar un termostato para regular la calefacción.
  • Ajustar la temperatura del aire acondicionado entre los 20 y 25 grados en verano.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento