Rufián, a Sánchez: "Dice que nunca habrá referéndum. También dijo que nunca habría indultos. Denos tiempo"

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.
EFE

El independentismo lo tiene claro: los indultos no son el final del camino, sino apenas el principio, y para solucionar la crisis territorial de Cataluña lo que hace falta es un referéndum de autodeterminación. Y, pese a que el Gobierno insiste en que eso no se producirá "jamás", ERC lo pone en duda. Así lo planteó este miércoles su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, minutos después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometiera que esta consulta nunca se producirá. "También dijo que nunca habría indultos. Denos tiempo", le lanzó.

Así lo planteó Rufián en una intervención en la que desgranó los mismos argumentos que lleva utilizando la Generalitat desde que se concedieron los indultos: que son "una medida para mejorar el clima político", lo cual es "bueno" pero "muy insuficiente". "Ustedes, señorías del Gobierno, no serán un Gobierno de izquierdas real mientras haya solo una persona en este país perseguida, amenazada, golpeada o encarcelada por manifestarse pacíficamente", espetó el portavoz de ERC, que aseguró que "en este país se persiguen ideas" y "hay represión".

Rufián situó al Tribunal de Cuentas como una de las puntas de lanza de esa supuesta represión después de que el órgano haya exigido a 40 dirigentes independentistas que depositen 5,4 millones de euros en concepto de fianza por los supuestos gastos irregulares de los que habrían sido responsables para la promoción exterior del procés. "Es una institución que no ha puesto una sola multa en 40 años a partidos condenados por financiación ilegal, que absolvió de pagar absolutamente nada a Ana Botella tras vender 5.000 pisos de protección oficial a fondos buitre", denunció el portavoz de ERC, que espetó que la "diferencia" entre la exalcaldesa de Madrid y el líder republicano Oriol Junqueras es que la primera "tiene a su cuñado trabajando allí".

No obstante, la mayor parte de la intervención de Rufián estuvo destinada a cargar contra una derecha que, dijo, tiene un discurso que "suena como un teléfono móvil en un teatro: molesto, inoportuno e innecesario". "Este Gobierno ha indultado a nueve políticos injusta y salvajemente encarcelados durante tres años y aquí no ha pasado nada, la gente no está quemando nada y no hay una grieta en mitad de Colón fracturando España", ironizó el portavoz de ERC, que aseguró que el discurso de PP, Vox y Cs "choca con la realidad".

"Tras un año y medio de pandemia solo hay una preocupación que realmente comparta la inmensa mayoría de la gente, de los gobiernos y de las economías: la inestabilidad, la incertidumbre, la duda. Ni sus manifestaciones, ni sus exageraciones, ni sus símbolos a modo de piedras", espetó Rufián, que acusó a las formaciones de la derecha de querer un Gobierno liderado "por neoliberales, xenófobos y racistas". "Ustedes han machacado durante años a las izquierdas con lo de que querían convertir España en Venezuela, y son ustedes los que quieren convertir a España en otra cosa, concretamente en Hungría", denunció.

JxCat muestra su discurso más duro

Pese a las críticas de Rufián, su tono no fue ni de lejos tan agresivo como el que mostró la portavoz de JxCat, Míriam Nogueras, muy próxima al expresident Carles Puigdemont y representante del ala más dura del independentismo. Nogueras, para empezar, rechazó la lectura que hace Sánchez de la crisis territorial y aseguró que "el conflicto no es entre los catalanes", sino entre Cataluña y España como bloques monolíticos. Y, además, acusó al Gobierno de mantener el "robo y la represión" mientras ofrecen "reconciliación".

Nogueras, además, hizo suya la interpretación del ala más radical del secesionismo y aseguró que la victoria de las fuerzas independentistas en las últimas elecciones autonómicas por más del 50% de los votos supone que la sociedad catalana haya votado mayoritariamente por la independencia. Por ello, la portavoz de JxCat exigió a Sánchez "formalizar el divorcio" entre Cataluña y España sin necesidad siquiera de un referéndum de autodeterminación. 

"Entonces sí va a empezar una nueva etapa de reconciliación y reencuentro, de Estado a Estado y de igual a igual. Los catalanes no reclaman reencuentro, han votado independencia, y no vamos a esperar a que para ustedes o para los que vengan el castigo vuelva a ser útil", espetó Nogueras. La parlamentaria aseguró, en un mensaje que parecía más dirigido a ERC que a Sánchez, que "esta farsa no se puede aguantar dos años más". Y calificó de "cuento" la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento