Las hijas de Megan Fox tratan de ser astutas durante un directo, pero no lo consiguen

Megan Fox, con sus hijas pasando por detrás durante la entrevista.
Megan Fox, con sus hijas pasando por detrás durante la entrevista.
NBC

La actriz Megan Fox estaba en medio de una larga entrevista con el programa Today con Hoda and Jenna, de la NBC cuando sus hijas Bodhi Ransom (7 años) y Journey River (4) y su hijo Noah (8 años) decidieron hacer su vida, colándose una y otra vez en el directo, aunque pensaban que no estaban en cámara. 

La actriz respondía a las preguntas de las presentadoras cuando de repente Journey, de 4 años pasa por el fondo del salón con un vaso de leche en la mano. "Cariño, se te está viendo", le dice la actriz. A partir de ahí los pequeños tratan de cruzar a uno y otro lado del salón, gateando y arrastrándose, pero se les sigue viendo, lo que provoca las risas de su madre y las entrevistadoras. 

"Simplemente se han despertado. Son las 7:30 aquí. Se despertaron hace unos minutos y es lo que hay", dijo la madre a las entrevistadoras Jenna Bush Hager y Savannah Guthrie.

"Estoy en la casa en la que nos quedamos ahora, esta es la sala de estar. Y todos se quedaron dormidos anoche en el sofá, viendo una película y se han despertado", explicaba Megan Fox entre risas. 

"Aquí viene otra", bromeaba la actriz mientras Journey pasaba a su lado. "Journey, tienes que gatear", le dice. Y todos comienzan a hacerlo, pero su reflejo se ve en el cristal, además de que se les puede ver claramente cruzando, mientras su madre explica lo duro que le resulta verles crecer tan rápido. 

"Estoy segura de que muchas mamás se sienten así, ojalá se pudiera de vez en cuando por un día, volver a ponerlos a todos en ese período de 2, 3 años", decía Fox. 

"Es difícil verlos crecer tan rápido. De hecho, lucho mucho con eso, lloro por eso todo el tiempo, porque crecen muy rápido", confesaba la actriz. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento