EE UU y Canadá, amenazados por la ola de calor "histórica": los 50 grados azotan a la agricultura y especies autóctonas

Fotografía del lecho seco del Lago Mendocino, el 22 de junio de 2021, en Ukiah (EE UU).
Fotografía del lecho seco del Lago Mendocino, el 22 de junio de 2021, en Ukiah (EE UU).
EFE/ John G. Mabanglo

Una ola de calor excepcional y peligrosa está horneando el noroeste de EE. UU. Y el oeste de Canadá en áreas que son más sinónimo de frío. Es probable que las temperaturas alcancen hasta 50 grados centígrados durante el día durante quizás cinco o más días, con noches extremadamente cálidas en el medio.

Las temperaturas extremas representan una gran amenaza para la salud de las personas, la agricultura y el medio ambiente porque la región no está acostumbrada a ese calor y muchas personas no tienen aire acondicionado. Es de esperar que las alertas tempranas de salud por calor limiten el número de muertos.

La ola de calor que azota estos días el oeste de Estados Unidos ha puesto en riesgo al sector agricultor del país y las vidas de decenas de especies autóctonas en los estados de California, Oregón y Washington, acostumbradas a un clima más frío en esta época del año.

Así lo explicaron a Efe este martes varios científicos, como la especialista en crisis climática de la Universidad Estatal de Washington (WSU, en sus siglas en inglés), Deepti Singh, que se encuentra en uno de los estados más impactados por las altas temperaturas.

Precisamente, Seattle, la mayor ciudad de ese estado, alcanzó este lunes los 42,2 grados, la temperatura más alta registrada en toda la serie histórica del Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en sus siglas en inglés), que se remonta a 1945.

El calor agrava las condiciones de sequías

"El calor récord está agravando las severas condiciones de sequía en las que ya se encuentra la región y está afectando especialmente la agricultura, los recursos de los que depende y la biodiversidad de la zona, con muchas especies autóctonas", señaló Singh, cuyas investigaciones están relacionadas con la crisis climática, en una entrevista con Efe.

La científica destacó que estas condiciones hacen que tanto personas como animales "corran el riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el calor", como deshidrataciones, desmayos o insolaciones.

Unos 280 kilómetros al sur, en Portland (Oregón), el termómetro marcó este lunes 46,6 grados, también máxima histórica.

En total, unas 60 ciudades en el noroeste del Pacífico de Estados Unidos y el oeste de Canadá han registrado elevadas temperaturas que han sido récord en muchos casos en los últimos días, según el sitio web especializado weather.com.

"Situación totalmente anómala"

Los riesgos que enfrentan la agricultura y las especies locales de estos tres estados también son "preocupantes" para el científico medioambiental Ricardo Álvarez, de la consultora Mitigat, que consideró que la actual situación "es totalmente anómala y no responde a los patrones de variabilidad".

"La cúpula de calor tiene un impacto en la agricultura, ya que provoca una deshidratación significativa de las plantas y el suelo, además de comprometer las fuentes de agua, lo que tendrá efectos en la cadena productiva", recalcó a Efe Álvarez, que es también investigador del Centro de Estudios Ambientales de Florida de la Universidad Atlántica de Florida.

Según su opinión, si este fenómeno sigue repitiéndose, el sector agrícola en California, Oregón y el estado de Washington "se verá forzado a explorar la sustitución de cultivos".

Ante esta situación, el director interino de la plataforma AgWeatherNet de la Universidad Estatal de Washington, Lav Khot, recomendó en declaraciones a Efe a los productores de frutas en estos estados que estén muy atentos para manejar de manera efectiva "el estrés relacionado con el calor" en sus cultivos en un verano como éste.

Pendientes de los incendios

Las especies autóctonas en estos estados, como osos negros, linces o coyotes, entre muchas otras, también sufren en estos momentos el impacto que esta ola de calor está teniendo en varias decenas de incendios activos.

Según datos de este martes del Departamento de Protección contra Incendios de California, conocido como Cal Fire, los bomberos en el estado dorado se encuentran luchando contra las llamas de tres grandes incendios y otra decena de fuegos menores, que han quemado en conjunto más de 6.300 hectáreas.

El mayor en California en estos momentos, que ha quemado unas 5.400 hectáreas hasta el momento, se encuentra en el condado de Siskiyou, cerca de la frontera con Oregón.

Las llamas del "Incendio de Lava", como lo han bautizado las autoridades, han provocado la evacuación de más de 10.000 residentes por miedo a que lleguen a las zonas residenciales cercanas y, hasta ahora, las tareas de contención han logrado retener el 20% de este incendio.

California vivió en 2020 el peor año de su historia en cuanto a número de incendios y superficie quemada, ya que ardieron más de cuatro millones de acres, que son 1.618.742 hectáreas.

De acuerdo al Cal Fire, el estado sufrió el año pasado más de 9.900 incendios, casi 10.500 estructuras fueron dañadas y se confirmaron 33 muertes relacionadas con los fuegos. 

El principal culpable es el cambio climático

Sin el cambio climático inducido por el hombre, hubiera sido casi imposible alcanzar temperaturas medias récord de junio en el oeste de los Estados Unidos y de Canadá. Es la opinión de Nikos Christidis, un científico climático de la Met Office del Reino Unido, quien en un comunicado de la Organización Meteorológica Muncial (OMM), añadió: "Las posibilidades de que esto ocurra de forma natural son una vez cada decenas de miles de años. En el clima actual, un junio extremadamente caluroso es común y es probable que ocurra dos veces en tres décadas".

Se han batido tantos récords que es difícil hacer un seguimiento, reconoce la OMM. El récord canadiense de todos los tiempos se batió el domingo, con Lytton en la Columbia Británica registrando 46,6 grados centígrados (1,6 grados más alto que el récord anterior establecido el 5 de julio de 1937). Menos de 24 horas después, Lytton volvió a batir este récord, alcanzando los 47,9 grados centígrados el lunes.

Estos valores son más típicos del Medio Oriente que una provincia que alberga las Montañas Rocosas y el Parque Nacional Glacier. Existe un riesgo consecuente de derretimiento de glaciares con los peligros que lo acompañan, como deslizamientos de tierra.

Armel Castellan es meteorólogo de Environment and Climate Change Canada. Dijo: "Aún no hemos terminado con esto. Yukon y los Territorios del Noroeste han registrado sus temperaturas más altas de todos los tiempos no solo en junio, sino en cualquier momento del año. Estamos estableciendo récords que no tienen por qué establecerse tan temprano en la temporada de verano".

El calor es causado por una combinación de un patrón de bloqueo atmosférico significativo que ha dado lugar a una cúpula de calor, con baja presión a ambos lados, y que no se mueve a lo largo de la corriente en chorro.

Estas condiciones climáticas cálidas de principios del verano (que muchos países están sufriendo) se están produciendo en un contexto de cambio climático inducido por el hombre, con temperaturas globales ya 1,2 grados más altas que los niveles preindustriales.

"Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas a medida que las concentraciones de gases de efecto invernadero provocan un aumento de las temperaturas globales. También nos estamos dando cuenta de que comienzan antes y terminan más tarde y están cobrando un precio cada vez mayor en la salud humana", dijo Omar Baddour, Jefe de la División de Políticas y Vigilancia del Clima de la OMM.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento