Juzgan a un hombre acusado de violar a una joven y retenerla durante horas en un piso de Girona

  • El acusado la habría engañado diciéndole que tenía su bolso en casa, donde terminó violándola dos veces. 
  • El hombre cerró la puerta del piso con llave y la víctima no consiguió salir hasta horas después.
  • La fiscalía quiere que lo condenen a 15 años de prisión y la acusación particular eleva la petición a 18.
De espaldas y custodiado por los Mossos d'Esquadra, el acusado de violar a una chica y retenerla durante horas en su piso de Blanes (Girona), durante el juicio este martes 29 de junio de 2019.
De espaldas y custodiado por los Mossos d'Esquadra, el acusado de violar a una chica y retenerla durante horas en su piso de Blanes (Girona), durante el juicio este martes 29 de junio de 2019.
ACN

La Audiencia de Girona ha juzgado este martes a un hombre acusado de violar a una chica y retenerla durante horas en un piso de Blanes (Girona) la madrugada de Fin de año del 2015. La fiscalía quiere que lo condenen a 15 años de prisión y la acusación particular eleva la petición a 18. Lo acusan de delitos de agresión sexual y detención ilegal. 

La víctima ha explicado en el juicio que siguió al procesado hasta un apartamento porque la engañó diciéndole que tenía su bolso de mano, que había perdido en una discoteca. Una vez allí, cerró la puerta con llave, no la dejó marchar y la agredió sexualmente en dos ocasiones. Por su parte, el procesado sostiene que la chica subió "voluntariamente" al piso y que mantuvieron relaciones sexuales "consentidas".

Esa Nochevieja, la víctima salió de fiesta con unos familiares a una discoteca de Blanes. Cuando el establecimiento ya había cerrado y volvían hacia casa, sobre las siete y media de la mañana del 1 de enero del 2015, ella se dio cuenta que no tenía el bolso de mano. Entonces volvió a la entrada para preguntar a los porteros si podía irla a buscar.

Según ha explicado en el juicio, fue en aquel momento cuando el acusado empezó a hablar con ella diciéndole que tenía la bolsa de mano y le describió los objetos que había en el interior. El procesado le dijo que la tenía en su casa, un piso situado justo ante la discoteca. "Me fié porque estaba allí mismo y lo acompañé", ha declarado.

Cuando subieron al piso, la chica empezó a desconfiar del acusado cuando le dijo que la bolsa la tenía otra persona y que la tenían que esperar allí. Pocos minutos después, la obligó a ir a la habitación y la violó en dos ocasiones. La víctima ha expuesto que intentó huir del apartamento, pero no pudo porque el hombre había cerrado con llave.

No fue hasta horas después, hacia las once y media del mediodía, que consiguió convencerlo para salir del piso con la excusa de ir a almorzar. Cuando bajó a la calle, se encontró con una familiar que hacía rato que la buscaba por la zona después de comprobar que había desaparecido y no había vuelto a casa.

La chica consiguió avisarla de que algo no iba bien y cuando la familiar le dijo al hombre que llamarían a la policía, él huyó corriendo. Los Mossos d'Esquadra detuvieron al hombre en la puerta de su casa cuando volvía acompañado de su hermano. 

El acusado niega el relato de la víctima. Según su versión, salió de su casa para ir a almorzar a un bar próximo y la chica le empezó a hablar hasta que subió al piso "voluntariamente". El procesado sostiene que mantuvieron relaciones sexuales consentidas y apunta que la chica lo denunció cuando vio que podría tener problemas con su familia por irse con él.

La fiscalía lo acusa de un delito de agresión sexual y un delito de detención ilegal y solicita 15 años de prisión. La acusación particular, en nombre de la víctima, eleva la petición de condena a 18 años por los mismos delitos. La defensa, por el contrario, pide la absolución y, en caso de condena, quiere que le apliquen una atenuante de dilaciones indebidas por el tiempo que el caso ha tardado a llegar a juicio.

El juicio, que se ha hecho a la sección tercera de la Audiencia de Girona, ha quedado visto para sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento