Cómo infusionar leche para dar un toque especial a tus postres

Infusión de pera y canela en leche
 
 
leche de coco barra de canela cardamomo postre pera peras postres nadie cocina alimentacion y bebida receta toma de estudio imagen a color comida y bebida photoalto ès cuisine
Infusión de pera y canela en leche.
©GTRESONLINE

La técnica del infusionado de la leche es fundamental en la elaboración de un buen número de recetas tradicionales de repostería, así que su dominio puede tener un efecto determinante en el resultado final de nuestros platos dulces.

En realidad, el infusionado de la leche funciona de la misma manera que cuando preparamos un té: la leche funciona como un medio líquido al que le damos el aroma y el sabor de un ingrediente, a través de la inmersión y del calor.

Así, lo único que habría que hacer para infusionar la leche es calentarla e introducir los elementos que deseamos que le den sabor. Sin embargo, hay que tomar algunas precauciones para que el resultado sea correcto.

Por ejemplo, es importante evitar quemar la leche. Para ello, es mejor calentarla a fuego lento y vigilar que, cuando se produzca la ebullición, esta sea suave, sin que crezca desmesuradamente de volumen o la leche empiece a dorarse.

Además, veremos que al calentar la leche, aunque lo hagamos lentamente, se forma una membrana en la superficie, que podemos dejar y simplemente remover con el resto de la leche o retirar.

Respecto a qué ingredientes podemos infusionar en leche, existen muchas posibilidades que dependerán de para qué realicemos la infusión.

Una versión muy típica, por ejemplo, es infusionar pieles de cítricos (limón y naranja) y canela, lo que resulta en la famosa leche merengada (base de muchos otros postres, como arroz con leche, torrijas o leche frita).

La vainilla también funciona muy bien para lograr dar un ligero aroma a la leche, que después podemos emplear por ejemplo en la elaboración de flan de huevo o batidos.

Incluso, para los amantes de sabores más exóticos, se pueden probar algunas especias o variedades de té, como las ahumadas, que casan muy bien con la leche para beber simplemente como cualquier otra infusión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento