José, un albañil sordomudo de 33 años acusado de abusar y violar a su hermana, ha quedado libre de cargos después de que la víctima declarara en el juicio que la denuncia que formuló hace cuatro años fue falsa y obedeció a su intento de apartar a su familia de la
relación que mantenía con un joven en Guadix.

Entre sollozos, su hermana confesó haber mentido ante la Guardia Civil y en el Juzgado

La Fiscalía, que solicitaba inicialmente una pena de 25 años de prisión por un delito de abusos sexuales y otros tres por agresión sexual, retiró su acusación tras interrogar a la joven, que era menor de edad cuando denunció los hechos.

Es por ello que el fiscal derivó el asunto a la Fiscalía de Menores para que instruya ahora una causa contra la joven por denuncia falsa. Durante la vista oral que tuvo lugar en la sección primera de la Audiencia de Granada, el acusado, hermano de la víctima y sordomudo, se acogió a su derecho de no declarar.

Sí lo hizo, entre sollozos, su hermana, que confesó haber mentido ante la Guardia Civil, primero, y luego en el Juzgado de Instrucción de Guadix porque "quería estar con mi marido y toda mi familia se oponía a mi relación". La joven, que en la actualidad tiene 20 años, llegó a denunciar en noviembre de 2004 que desde que tenía 6 años sus dos hermanos abusaban de ella de forma habitual.

Admitió la falsedad

Durante el juicio se derrumbó y admitió la falsedad de su grave acusación. Pretendía, dijo, que su familia le dejara vivir con su novio en una vivienda de Guadix. Sin embargo, el informe de la psiquiatra que examinó a la joven daba credibilidad a la denuncia, como así hizo constar el fiscal.

Negó, a preguntas de éste último, que el aborto que tuvo días antes de presentar la denuncia estuviera relacionado con los abusos, al tiempo que desmintió que su familia le hubiera coaccionado o amenazado si no retiraba los cargos contra su hermano, "con el que mejor me llevó", aseguró.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA