La nueva Ley del Cine limita las ayudas a los guiones e incluye a las series de animación

  • Las ayudas nunca superarán el 50% del coste de la producción.
  • Se incluyen las descargas en Internet para medir su cuantía.
  • El texto será sometido ahora a consultas y se aprobará en otoño.
Una sala de cine.
Una sala de cine.
ARCHIVO

La Orden Ministerial de desarrollo de la Ley del Cine, que regulará las ayudas cinematográficas, limitará a un máximo total de 12 anuales las destinadas a los guiones, aunque incrementará su dotación. Además, se incluirá subvenciones a los telefilmes, a las series de animación, a la formación no reglada y a la conservación.

El Ministerio de Cultura ha enviado este miércoles a los representantes del sector y a los grupos parlamentarios, el texto del Proyecto de Orden Ministerial por la que se dictan normas de aplicación de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine y su normativa de desarrollo.

Sin embargo, la anécdota ha llegado cuando en un primer comunicado destinado a la prensa se incluía que las subvenciones también se destinarían a las series de televisión, punto que ha sido rectificado inmediatamente por Cultura tras comprobar el error.

Con el envío del texto al Parlamento, se inicia así el período de consultas sobre el texto, por lo que su aprobación y su publicación estará lista probablemente en otoño, según adelantó recientemente el director general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans.

Como novedades destaca que las ayudas para la elaboración de guiones de largometrajes quedan limitadas a un máximo de 12 anuales, incrementando sustancialmente su dotación, e incentivando su vinculación tanto a las posteriores ayudas al desarrollo de proyectos como a las propias ayudas a la producción de largometrajes sobre proyecto.

Ayudas vinculables

De esta manera, las condiciones para obtener una ayuda serán vinculables, de tal modo que una persona que consiga la subvención al guión, podrá optar como productor a la de desarrollo de ese guión y también a la de ejecución del proyecto, aunque en la mayoría de los casos no serán acumulables y nunca superarán el 50% del coste de una película o el 75% de la inversión del productor.

La orden detalla el procedimiento para conceder nuevas ayudas inexistentes, como las destinadas a telefilmes y series de animación o a la formación no reglada o a la conservación, e incluye el cine iberoamericano en el marco de las subvenciones a la distribución.

Las nuevas "ayudas a la amortización", destinadas a los nuevos rodajes, mantienen su doble estructura, por un lado de "ayuda general", que se medirá en función del número de espectadores, un concepto en el que en adelante se incluirán otras formas de consumo cinematográfico, como el alquiler o venta de DVD, o las descargas por Internet.

Por otro lado, está la "ayuda complementaria", que se calculará tomando en consideración otros factores distintos a la taquilla: que sea una producción independiente o un documental, que participe en festivales o reciba premios, o que su versión original sea en una lengua española distinta del castellano.

También se tendrá en cuenta el nivel de riesgo asumido por el productor en cuanto a la inversión y la apuesta por nuevas tecnologías de proyección digital, como puede ser el 3D.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento