El coronavirus empeora la situación de diez comunidades mientras sube la alerta por la variante delta

Varias personas se realizan una prueba PCR en una imagen de archivo.
Varias personas se realizan una prueba PCR en una imagen de archivo.
EFE

El coronavirus, de momento, no da respiro en España. Al hecho de que la incidencia lleva tres días seguidos en crecimiento hay que añadir la preocupación por la variante delta, y que esa incidencia ha subido en el último día en, nada más y nada menos, que en diez comunidades autónomas -sin contar las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla-, lo que hace pensar que quizás la retirada de la mascarilla obligatoria en espacios abiertos, que es efectiva este sábado, pueda ser prematura.

Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Comunidad de Madrid y Murcia son las comunidades que han visto crecer la incidencia acumulada en las últimas 24 horas, mientras Cantabria, Cataluña, Andalucía y La Rioja son las que, en general, tienen las incidencias más elevadas. De hecho, el Gobierno andaluz recomienda seguir utilizando mascarilla en exteriores y el Govern catalán ha pedido a Sanidad que vuelva a ser obligatoria en la comunidad si la situación empeora.

A esto hay que añadir que hay seis comunidades autónomas cuya incidencia se encuentra por encima de la media nacional, situada en 95 casos según el último balance del Ministerio. En ese caso son Andalucía, Canarias, Cantabria, Cataluña, Navarra, País Vasco y La Rioja.

La subida de la incidencia tiene que ver con un auge de la variante delta, que Sanidad ya tiene bajo vigilancia, y que en Cataluña ha llegado a suponer el 30% de los casos activos. Pero también tienen cierta influencia los brotes que se han dado en los últimos días. Cientos de casos tuvieron su foco en las fiestas de fin de curso que se celebraron tras la EVAU. El mayor brote tuvo lugar después de masivos botellones en Baleares, que han disparado los casos en comunidades como Madrid, que acumula cientos de positivos a partir de ahí, o el País Vasco, con otras decenas.

El aviso de la OMS

Además, las cepas siguen evolucionando y la Organización Mundial de la Salud advirtió esta semana de que la que ha empezado a llamarse “variante delta plus” del coronavirus tiene una mutación adicional a la que presenta la delta original y que podría tener un impacto en la capacidad de los anticuerpos para acabar con el virus. Esta variante fue encontrada por primer vez el pasado abril y las autoridades de la India han sido las primeras en hablar de ella.

Según la propia OMS, la cepa delta la que se transmite con mayor velocidad, y puede aprovechar la relajación de las medidas de prevención sanitaria en muchos países para expandirse. Precisamente Israel, uno de los primeros que retiró la mascarilla obligatoria, se ha visto castigado por esta variante, y ha tenido que volver a imponerla en espacios cerrados, incluso con un alto nivel de vacunación como el que ya acumula.

La vacunación avanza...y adiós a la mascarilla

Ante esta situación, las autoridades llaman a la cautela. La vacunación avanza rápido y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que España recibirá la semana próxima más de 6 millones de vacunas, lo que ha calificado de todo un "récord" ya que hasta el momento se estaban recibiendo entre 1,5 y 1,6 millones de vacunas a la semana.

En este sentido, ha destacado que gracias a la vacunación y a la disciplina de los ciudadanos se pudo aprobar en el Consejo de Ministros la retirada del uso obligatorio de la mascarilla en los espacios abiertos. Esto supone, ha dicho, "un paso más hacia la recuperación de la normalidad". No obstante, ha advertido que no se puede bajar la guardia.

¿Cómo será el adiós a la mascarilla? Fundamentalmente, tienen que darse dos condiciones para poder prescindir de la mascarilla: estar en espacios exteriores y mantener una distancia mínima de metro y medio. Además, a la hora de ir en grupo se podrá prescindir de ella siempre y cuando se vaya con convivientes. Se mantiene un elemento. Se permitirá que no se use mascarilla a las personas que acrediten algún tipo de afección respiratoria o de enfermedad incompatible con su uso.

El uso de la mascarilla será mucho más laxo a partir de este sábado, y en la libertad de cada uno está seguir llevándola o usarla solo en casos exigibles. Pero cuidado: si no se atiende a las normas aprobadas por Sanidad, habrá multas. Como hasta ahora, las sanciones por no llevar mascarilla cuando se necesaria ascenderán hasta los 100 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento