Vestíbulo de facturación de la T1
Vestíbulo de facturación de la T1 del aeropuerto del Prat. AENA

La compañía Spanair ha estrenado este miércoles la nueva terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona, El Prat con un vuelo que ha despegado hacia Madrid, a las seis de la mañana, según un portavoz de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). El vuelo ha partido a las 6.06 horas, retrasado unos minutos por la presencia de unos pájaros en la pista, y viajaban a bordo 130 pasajeros.

Los primeros pasajeros se mostraron sorprendidos con el diseño "espectacular" de la terminal

El primer aterrizaje, previsto para las 07.50 horas, ha sido el de un vuelo procedente de Palma de Mallorca, también de Spanair, con 60 pasajeros. El primer vuelo intercontinental que ha utilizado las instalaciones inauguradas este martes por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, será el de Singapore Airlines, que ha despegado a las 10.25 rumbo a Singapur.

El primer vuelo intercontinental que ha llegado a la T1 es de la compañía US Airways, que ha terrizado sobre las 08.35 horas procedente de la ciudad estadounidense de Filadelfia.

240 vuelos y 30.000 viajeros

AENA prevé que este miércoles, primer día de funcionamiento, la T1 operará 240 vuelos, todos ellos de la red de aerolíneas Star Alliance, la primera que se ha instalado en la terminal,y 127 serán de Spanair, compañía adquirida recientemente por empresarios e instituciones catalanas.

Unos 30.000 viajeros pasarán en las próximas horas por la terminal y se facturarán unas 18.000 maletas. Con la entrada en funcionamiento de la nueva terminal- diseñada por el arquitecto Ricardo Bofill, con una inversión de 1.258 millones de euros - el aeropuerto de El Prat tendrá capacidad para 50 millones de pasajeros al año.

"Un palacio de luz"

La terminal no presenta colas en los mostradores de facturación

Los primeros pasajeros se mostraron sorprendidos con el diseño "espectacular" de la terminal y alabaron la buena señalización de la infraestructura. Entre los calificativos de algunos de los pasajeros cuando llegan a la terminal destacan los de "espectacular", "palacio de luz" y "un monstruo" y muchos de ellos se hacen fotografías en el aeropuerto.

La terminal no presenta colas en los mostradores de facturación, y la gente se desplazó mayoritariamente en coche y taxi, con mucha antelación. La mayoría de los viajeros sabía que su vuelo despegaba desde la T1, pero a otros no les ha avisado la compañía o se han confundido.

Una de estas pasajeras, que viajaba hacia Bruselas, ha asegurado que ha llegado a la terminal 2, donde han visto un cartel que decía que tenían que ir a la T1, lo que provocó que cogieran un autobús y dejaran allí su vehículo. Otra pasajera, que viajaba a Lisboa, había comprado el pasaje por Internet "y no sabía nada" de la nueva terminal.