El fuerte calor castiga a seis líneas del metro con sistemas obsoletos de ventilación

  • Todos los vagones tienen climatizadores, pero se bloquean porque los extractores de los túneles no dan abasto para expulsar el aire caliente.
  • Ocurre a menudo en L1, L2, L3, L4, L5 y L6.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MADRID.
Una pasajera se abanica en un vagón del metro.
Una pasajera se abanica en un vagón del metro.
Antonio Navia

Durante estos días casi veraniegos, los madrileños no se libran del calor ni bajo tierra. Con la subida del termómetro, los viajeros del metro tienen que soportar temperaturas que rondan los 30 ºC.

El problema no es la falta de aire acondicionado (todos los vagones ya lo tienen), sino que los sistemas de ventilación de los túneles se han quedado obsoletos en las líneas más antiguas, según critican los usuarios y CC OO.

La climatización de los vagones y las estaciones es uno de los servicios que más protestas provocan entre los viajeros.

En la última encuesta de Metro, los clientes puntuaban la ventilación con un 6,64 sobre 10. Sólo obtenían peor valoración el ruido de los trenes (6,57) y las paradas anormales en mitad del túnel (6,29).

En los últimos años, Metro ha ido instalando aparatos de aire acondicionado en todos los vagones de la red. "Actualmente, el 100% de los trenes tienen climatizadores", recuerdan fuentes del suburbano. Sin embargo, no ha sido suficiente: los usuarios siguen achicharrándose.

Instalaciones anticuadas

"La cuestión no es si hay o no hay aparatos; la cuestión es que dentro de los túneles hace tanto calor que los sistemas se saturan", explica Luis Perchín, trabajador de Metro y portavoz de CC OO. "El problema es que la ventilación de las galerías subterráneas está anticuada", añade.

Como cualquier aparato climatizador, los instalados en el metro cogen aire del exterior del vagón, lo refrigeran y, una vez que está frío, lo sueltan en el interior del compartimento. De forma simultánea, se suelta un chorro de aire caliente hacia el exterior, es decir, hacia el túnel. Si las galerías no tienen un sistema adecuado de depuración o extracción, las galerías se saturan de aire recalentado y el ambiente se va viciando.

Al final, llega un momento en que el climatizador coge tanto aire caliente que no tiene capacidad para refrigerarlo y se bloquea.

"El sistema de protección de los aparatos hace que dejen de trabajar cuando hay altas temperaturas para explica Perchín. Ése es el momento en el que los viajeros empiezan a notar el bochorno dentro del tren.evitar que se quemen",

157.000 viajeros por hora

Los túneles más modernos ya están preparados para evacuar el aire recalentado. Pero las líneas más antiguas siguen manteniendo sistemas obsoletos y sus extractores no dan abasto.

Los cortes en los climatizadores suceden "con mucha frecuencia" en L1, L2, L3, L4, L5 y L6, las líneas más céntricas y antiguas. En hora punta, cuando más falla el sistema, viajan en esos trazados unas 157.000 personas por hora.

Para solucionar esos calores, Metro ha puesto en marcha un plan de modernización. El primer paso lo está dando en la L6, con la renovación de los pozos de ventilación más viejos. Las reformas estarán listas en 2010, con una inversión de 4 millones de euros. Después, actuarán en el resto de los tramos problemáticos.

Dinos en qué lugares de Madrid pasas frío o calor excesivo

Envíanos un correo electrónico a zona20@20minutos.es o un SMS al 690 20 20 20
Mostrar comentarios

Códigos Descuento