Aierdi aboga por una visión "dinámica" del paisaje de Aralar para entenderlo como "una manera de vivir y trabajar"

El vicepresidente y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José Mª Aierdi, ha abogado por "trabajar con una visión más dinámica y social del concepto urbanístico del paisaje, que tenga en cuenta la protección del patrimonio natural y medioambiental, pero que incluya también aspectos humanos, históricos, culturales o subjetivos".
Aierdi aboga por una visión "dinámica" del paisaje de Aralar para entenderlo como "una manera de vivir y trabajar"
Aierdi aboga por una visión "dinámica" del paisaje de Aralar para entenderlo como "una manera de vivir y trabajar"
20M EP

Asimismo, ha destacado que "el paisaje debe entenderse como una manera de vivir y trabajar en el territorio y una manera en la que sus gentes sienten, se identifican o perciben su propio entorno".

Aierdi ha hecho estas declaraciones en el transcurso de la presentación de la exposición 'Aralar, la mirada de Kiriku' en Lekunberri, una muestra sobre los valores y patrimonio del paisaje de la sierra de Aralar y los valles de la zona, así como la evolución que ha tenido este entorno natural y cultural durante los últimos cien años.

La muestra está impulsada por la Fundación Astiz Irujo y comisariada por la Sociedad de ciencias Aranzadi, que colabora asimismo en aspectos técnico-científicos y metodológicos sobre la definición del paisaje de Aralar, ha destacado el Gobierno foral en una nota.

En el acto, que se ha desarrollado en la emblemática Casa Antonea, han participado también, junto con Aierdi, el alcalde de Lekunberri, Gorka Azpiroz; la vicepresidenta de la Fundación Astiz Irujo, Mari Cruz Clemente, y el etnógrafo de la Sociedad de ciencias Aranzadi y comisario de la exposición, Suberri Matelo.

El vicepresidente Aierdi ha destacado "la labor que desarrolla la Fundación Astiz Irujo, concretamente en el ámbito de la divulgación de los valores del paisaje de Aralar y la reivindicación de un espacio mítico en el que, ayer y hoy, conviven e interactúan gentes de muy diferente procedencia y sentires".

Además, ha añadido que "la fundación también trabaja en la recuperación de un edificio emblemático en el casco histórico de Lekunberri que hoy alberga esta exposición, pero esperemos se convierta en una referencia cultural para toda la zona".

Por su parte, Mari Cruz Clemente, en nombre de la Fundación Astiz Irujo, ha explicado que esta exposición encaja perfectamente con los objetivos fundamentales de esta entidad, como son "la promoción, estudio, mejora y conservación del patrimonio natural, medioambiental y cultural de Lekunberri, el valle de Larraun y la Sierra de Aralar y la divulgación de todo ello a la ciudadanía".

CONTENIDO DE LA MUESTRA

La exposición 'Aralar, la mirada de Kiriku' tiene como objetivo primordial acercar la historia de Aralar desde todas sus vertientes, comenzando por aquellas pioneras expediciones que se realizaban en los años 30 y 40 para investigar el paisaje, la geología y la biodiversidad.

Además, también realiza un recorrido sobre el cambio experimentado en el paisaje de Aralar en los últimos 100 años. La importancia del uso y explotación del paisaje y un acercamiento al trabajo de los carboneros, leñeros, pastores y ganaderos. Se exponen materiales etnográficos cedidos por Fermin Leizaola, la asociación Ondare y decenas de particulares de la zona.

Entre las piezas expositivas se encuentran fósiles marinos o instrumentos de trabajo de los años 40 que utilizaron investigadores e investigadores de la época como Jesús Elósegui, Ramón Margalef, Joaquín Gómez de Llarena, José Miguel Barandiarán o Ramón Adán de Yarza.

En el apartado dedicado a la biodiversidad veremos restos de animales como el cráneo del lince boreal (Lynx lynx) y el del oso (Ursus artos) y también animales taxidermizados, algunos extintos en la actualidad en esa zona, como son el desmán del Pirineo y el urogallo. Pero la especie bandera y protagonista de la exposición es el quebrantahuesos conocido como Kiriku.

Tal y como ha explicado Suberri Matelo, comisario de la exposición, 'La mirada de Kiriku' es "una mirada sin fronteras". Kiriku es un quebrantahuesos que se convirtió en el año 2020 en imagen de la biodiversidad de Aralar. Este rapaz macho nació en la Foz de Arbaiun y se asentó en Aralar en el año 2011; más adelante en 2016 se asentó Muel, una rapaz hembra que también se asentó en la zona, y al año siguiente llegó Eder. No han conseguido descendencia por ahora.

"Para nosotros ésta es una especie icónica que se encuentra protegida y que aporta una visión holística de la propia exposición. Una exposición que también reflexiona sobre el futuro, el cambio climático y los oficios pasados de la Sierra de Aralar", ha recalcado Matelo.

La exposición se puede visitar de lunes a sábado, de 18:00 a 20:00 horas, y domingos y festivos, de 12:00 a 14:00 horas. Este sábado, 26 de junio, se realizarán dos visitas guiadas abiertas al público a las 17:00 y 18:30 horas, a las que no es necesario apuntarse previamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento