Les cortan la luz por 3ª vez por el impago de una factura anterior a la entrega de llaves

  • 50 familias de un edificio del Ivima de Parla llevan una semana sin luz porque la empresa Dragados no ha pagado una factura.
  • En el bloque, de 12 pisos, sólo funciona uno de los dos ascensores, gracias al servicio de emergencias de la torre contigua.
  • Al no haber luz, tampoco funciona el detector de incendios ni los telefonillos y la señal de la televisión no llega correctamente.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MADRID.
Un vecino coloca un papel para que sujete la puerta y así la luz pueda entrar en el edificio.
Un vecino coloca un papel para que sujete la puerta y así la luz pueda entrar en el edificio.
JORGE PARÍS

Los vecinos del nº 12 de la avda. de las Estrellas, en Parla, llevan una semana sin luz en las zonas comunes de su bloque. Iberdrola les ha cortado el suministro eléctrico, por tercera vez en seis meses, porque la empresa Dragados y Construcciones no ha pagado una factura anterior a la entrega de llaves.

Tienen que volver a poner el contador y tardarán entre 5 y 8 días más

Debido a la falta de suministro eléctrico, los telefonillos del edificio no funcionan, por lo que las puertas del bloque deben estar abiertas para que los vecinos puedan acceder. Tampoco funcionan el detector de humos o el pulsador de incendios, con el riesgo que esto supone en caso de que haya fuego. La señal de televisión tampoco llega correctamente: "Sólo se ve bien Telecinco, pero a mí no me gusta ese canal", cuenta indignada Elena Anguita, vecina del bloque, que pasa gran parte del día encerrada en su casa debido a una invalidez que le impide desplazarse.

El corte de luz también ha afectado al teléfono fijo de la casas y sólo funciona uno de los dos ascensores del bloque (12 pisos) y gracias al sistema de emergencia de la torre contigua.

Los 711 euros de la discordia

Y todas estas molestias, debido al impago de una factura que ni siquiera corresponde a los vecinos abonar. Según una denuncia presentada el pasado 10 de junio en el Juzgado de Guardia número 6 de la localidad, el importe del recibo es de 711, 19 euros y tiene fecha del 21 de octubre de 2008, mientras que la entrega de llaves se realizó el 22 de noviembre.

Los vecinos denuncian que el martes de la semana pasada Iberdrola, sin previo aviso, llegó y quitó el contador de la luz. Al día siguiente, los vecinos abonaron la factura pendiente, que Dragados ya les ha pagado, pero todavía no tienen luz. "Este martes nos han dicho que tienen que volver a poner el contador y que tardarán entre 5 y 8 días más", cuenta Antonio Sánchez, de 30 años, y presidente de la mancomunidad de vecinos. "Es una salvajada", asegura, "han arrancado el contador, sin tener en cuenta a los vecinos, y lo más grave, que nos han dejado sin detector de incendios".

Como el telefonillo no funciona, la ambulancia que viene a recoger a mi hijo casi se va sin él

El presidente del bloque, Said Kourrich, de 31 años, está preocupado por la bomba de agua y el ascensor. Viven en el piso 11 y teme que un día de estos deje de funcionar el elevador: "No podríamos subir 11 pisos", asegura. De momento, tampoco han tenido problemas con el agua, pero "la bomba de presión no funciona, así que a lo mejor mañana tampoco tenemos agua".

Los vecinos, cabreados

Lo que más preocupa al secretario de la comunidad de vecino, Orlando Ozores, de 46 años, es la oscuridad en los pasillos. "Las puertas están abiertas todo el día, y con lo oscuro que está, puede haber riesgos de caídas o de que alguien se cuele en el edificio y pase algo". Cuenta además, que "los vecinos están muy cabreados y creen que la culpa de que no haya luz se debe a un descuido nuestro en el pago, cuando eso no es así".

Ángel Luis Indiano, de 37 años, vive con su mujer Julia y sus tres hijos. El mayor, de 12 años, tiene un problema de movilidad, por lo que se desplaza en silla de ruedas. Además de la incomodidad de tener que moverse por los pasillos, con mecheros, linternas, móviles o cualquier cosa que alumbre, ha tenido que sacar una antena de cuernos por la ventana para que sus hijos puedan ver la televisión. Lo que más le preocupa es que su hijo se quede un día sin poder ir a rehabilitación, como casi sucede hace unos días. "La puerta del portal estaba cerrada, y como el telefonillo no funciona, la ambulancia que viene a recoger a mi hijo casi se va sin él. Menos mal que yo estaba atento", asegura.

Las viviendas del número 12 de la avda. de la Estrellas, en el barrio de Parla Este, son propiedad de la Comunidad de Madrid y sus habitantes las ocupan en régimen de alquiler. Se trata de viviendas "para personas con pocos recursos", entre las que se cuentan inmigrantes y discapacitados, entre otros. Ni la Comunidad de Madrid, ni Iberdrola ni Dragados han hecho declaraciones sobre este tema a 20minutos.es.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento