Sala de cine
Una sala de cine. ARCHIVO
Productores, exhibidores y distribuidores unen sus fuerzas para conseguir aumentar las cifras de taquilla, que han caído un 25% en los últimos cuatro años. Para ello han organizado la Fiesta del Cine, en donde los espectadores que adquieran el próximo
domingo 21 una entrada a precio normal para ver una película, obtendrán un Pasaporte que les servirá para acceder a cualquier sala y sesión por el precio de dos euros durante tres días, domingo 21, lunes 22 y martes 23 de junio. 

 

Lo importante es que el público vuelva a adquirir la liturgia de salir de casa e ir al cine

En esta particular fiesta participan 321 cines y 2.860 pantallas de toda España (el 95% de la cuota de mercado). Para el director del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans, esta iniciativa representa una "profunda satisfacción" y un hecho "histórico", y a la vez, "impresionante" porque representa un "ejercicio de unidad" de todo el sector cinematográfico.

Guardans, quien reconoció que demasiadas veces las noticias sobre el cine "son para llorar", subrayó el valor de esta Fiesta del Cine y que estén "tirando de la cuerda", productores, exhibidores, distribuidores y operadoras de TV ( Canal + y Televisión Española).

Liturgia de ir al cine

Esta Fiesta del Cine, desarrollada conjuntamente por FAPAE, FEDICINE y FECE, imita a otras iniciativas similares, como la que se desarrolla en Francia desde hace 25 años y que consigue aglutinar con gran éxito a 50 millones de espectadores. En esta primera edición española, sus organizadores son menos ambiciosos, pero pretender reunir a un millón de espectadores frente a las taquillas de toda España.

"Lo que menos cuenta, es la cuenta económica", señaló el presidente de FAPAE, Pedro Pérez, para quien lo importante es que el público vuelva a adquirir la "liturgia" de salir de casa e ir al cine. Con la fiesta del cine se podrá ver cualquier película al precio de 2 euros. La idea es repetir esta cita cada año.