La presidenta del Consejo de Igualdad del PSOE critica la ley trans: "Estamos en contra; Carmen Calvo no está sola"

La vicepresidenta Carmen Calvo, el presidente, Pedro Sánchez, y la presidenta del Consejo de Igualdad del PSOE, Altamira Gonzalo.
La vicepresidenta Carmen Calvo, el presidente, Pedro Sánchez, y la presidenta del Consejo de Igualdad del PSOE, Altamira Gonzalo.
FLICKR PSOE

La Ley Trans llegará el próximo martes a la mesa del Consejo de Ministros, pero sigue provocando malestar en sectores del PSOE. La presidenta del Consejo Asesor para las Políticas de Igualdad de los socialistas, Altamira Gonzalo, afirmó este jueves que "muchas mujeres socialistas feministas" están "en contra de esta ley", donde finalmente se incluirá la autodeterminación de género, como defendió desde un principio la ministra Irene Montero y rechazó la vicepresidenta Calvo. "Carmen Calvo no está sola", agregó Gonzalo en un mensaje en Twitter.

La norma impulsada por el Ministerio de Igualdad llegará unificada con la ley LGTBI coincidiendo con el Día del Orgullo, que se celebra el 28 de junio, y justo a tiempo de cumplir el último de los plazos que se había marcado la ministra Montero. Tras meses de debate en el seno de la coalición de Gobierno, la titular de Igualdad se impuso a Calvo y logró pactar con el Ministerio de Justicia la autodeterminación de género como derecho para las personas trans.

En virtud de ese precepto, las personas trans podrán modificar su sexo en el registro con su sola decisión y sin necesidad de testigos o pruebas que lo acrediten. El acuerdo establece que las personas trans deberán solicitarlo por escrito y, en un plazo máximo de tres meses después, ratificar su decisión. No necesitarán ni que otra persona certifique su género ni aportar elementos probatorios que lo demuestren, como reclamaba la vicepresidenta Calvo.

El texto pactado, además, establece que el procedimiento para detectar cualquier posible fraude a la hora de hacer el cambio en el registro será el mismo que el que se utiliza en cualquier otra actuación, como un cambio de nombre. Después de la comparecencia de la persona trans solicitando la modificación, el funcionario emite el informe y puede paralizar el tramite como cualquier otro si considera que se comete fraude o es dudoso, algo que debe demostrar para suspenderlo definitivamente. Pero, tal y como exigía el Ministerio de Igualdad, no se establece un procedimiento especial para la revisión de estas solicitudes.

En su mensaje en Twitter, publicado este jueves, Gonzalo también incluyó una noticia donde se asegura que "altos cargos socialistas se sienten traicionados por el giro del Gobierno en el sprint de la Ley Trans", y añadió menciones al presidente Sánchez y al PSOE. El pasado mes, los socialistas impidieron con su voto en el Congreso que se tramitara una proposición de Ley Trans casi idéntica a la planteada por Igualdad, pero finalmente han aceptado la autodeterminación de género, como también reclamaban los colectivos LGTBI.

La presidenta del Consejo Asesor para las Políticas de Igualdad del PSOE también ha retuiteado otros mensajes donde se asegura que "muchas socialistas y feministas" están "preocupadas" y son "contrarias" a la autodeterminación de género, donde se asegura que la norma "no debe salir" e, incluso, se pide a las diputadas socialistas que voten en contra de la Ley Trans cuando llegue al Congreso. 

El Consejo que preside Gonzalo fue creado en septiembre 2017, poco después del regreso de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE. La hoy vicepresidenta del Gobierno y secretaria de Igualdad socialista, Carmen Calvo, dijo entonces que se trataba de "un organismo multidisciplinar” para “aportar, proponer, criticar y echar una mano al partido” en materia de Igualdad, porque "la propuesta feminista es el corazón de la propuesta socialista”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento