Aprobada la Ley de Ordenación que Igea confía en sacar adelante tras eliminar la mayoría cualificada

El Consejo de Gobierno de este jueves ha aprobado la modificación de la Ley de Ordenación del Territorio tras años de trámites y sobre la que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, confía en sacar adelante en las Cortes tras haber eliminado la necesidad de contar con el respaldo de los dos tercios de la Cámara y fijarlo únicamente a su aprobación por mayoría absoluta.
Aprobada la Ley de Ordenación que Igea confía en sacar adelante tras eliminar la mayoría cualificada
Aprobada la Ley de Ordenación que Igea confía en sacar adelante tras eliminar la mayoría cualificada
20M EP

Igea ha asegurado que ya ha mantenido conversaciones con diferentes grupos políticos de la Cámara y, pese a que, por el momento, ninguno ha manifestado el sentido de su voto sí ha confiado en que la norma finalmente pueda salir adelante tras años de "bloqueo" por parte del PSOE que no apoyó los Mapas de ordenación rurales.

"La situación anterior impedía que se llevase adelante el mapa, llevámamos ocho años, no se puede petrificar la Ley", ha explicado Igea, quien ha asegurado que no le preocupa que un posible cambio de Gobienro en el futuro pudiera tumbar esta normativa estructural, motivo por el que con el anterior Gobierno presidido por Juan Vicente Herrera se acordó que esta ley saliera adelante con una mayoría cualificada de dos tercios.

"Es poco probable, a la vista de como van las cosas igual vamos a esperar unos cuantos lustros si la oposición sigue así, no nos preocupa especialmente", ha defendido, tras lo que ha señalado que lo más importante en este caso es que la Comunidad avance con la mirada puesta en la lucha contra la despoblación.

Así, ha insistido en que han existido conversaciones con otros partidos después de que la colaición PP-CS no tenga garantizada la mayoría absoluta en la cámara por la pérdida de un procurador por parte de la formación naranja como consecuencia de la Moción de Censura que planteó el PSOE. "No hay garantía ni compromiso público pero estamos tranquilos de alcanzar la mayoría absoluta", ha asegurado.

Para Igea la anterior Ley que se estaba impulsando y cuyo responsable fue en su día el ex consejero de la Presidencia José Antonio de Santiago-Juárez tenía un "error de diseño bienintencionado". "Lo que no es útil no funciona, uno piensa que tenemos un parlamento de ángeles y tenemos el parlamento que tenemos", ha señalado.

En cuanto a los tiempos Igea ha señalado que la norma ya se remite a las Cortes y confía en que pueda ser aprobada antes de que concluya esta legislatura.

Como ha explicado Igea los objetivos de esta modificación normativa son mejorar el fomento del modelo territorial, definiendo nuevos espacios geográficos esenciales que constituyan la referencia espacial para efectuar la reorganización del territorio; coordinar la planificación sectorial de los servicios autonómicos y locales; y adecuar progresivamente al nuevo modelo los servicios que presta la Junta de Castilla y León.

Asimismo, el modelo busca fortalecer los municipios rurales partiendo del reconocimiento de las actuales entidades locales asociativas tradicionales, poniendo a disposición de las administraciones locales otra fórmula de asociación municipal por la que pueden optar de forma totalmente voluntaria, si considera que con ello se garantiza de forma más eficaz y eficiente los servicios locales a su vecindad.

En todo caso, dicha decisión les corresponde exclusivamente a las corporaciones locales en el ejercicio de su autonomía local, aplicando las máximas que deben guiar el buen gobierno de las administraciones públicas, entre ellas la responsabilidad, la aplicación eficiente de los recursos púbicos y la garantía en la prestación eficaz de los servicios a la ciudadanía.

Esta nueva fórmula asociativa es la de las mancomunidades de interés general es "necesario" desarrollar, para que los municipios tengan otra opción que, en la actualidad o en el futuro, pueda ser útil para instrumentalizar la gestión de los servicios públicos locales.

Se reconoce y valora la realidad organizativa y jurídica de las mancomunidades tradicionales de municipios, si bien, se ha configurado a la mancomunidad de interés general como una decidida herramienta útil para los municipios, para lograr una adecuada vertebración del territorio.

ESTRUCTURA DEL PROYECTO DE LEY APROBADO HOY

En el contenido del articulado del proyecto de ley e proponen nuevos espacios de distribución territorial o zonificación como son los diferentes tipos de áreas funcionales, tanto urbanas como rurales.

En particular, intentan lograr la necesaria polarización hacia las ciudades y núcleos de población intermedios, los centros rurales de referencia, junto a la necesaria complementariedad con los restantes y diferentes núcleos y territorios. Las estrategias territoriales y sectoriales que se plantean intentan optimizar y mejorar la oferta de dotaciones, equipamientos y servicios a la población procurando ofrecer los servicios de rango supramunicipal, afectando tanto a los servicios de competencia autonómica como municipal.

Esta escala territorial intermedia, que son las áreas funcionales, se plasmará en un mapa adecuado para el análisis de problemas y para la implantación de programas de ordenación territorial y zonificación de servicios.

En el ámbito de los servicios locales, es preciso señalar que en esta modificación legislativa se aborda uno de los elementos característicos que configuran la fórmula asociativa municipal que se pone a disposición de los municipios.

Igualmente, se ha modificado respecto de las mancomunidades de interés general rurales el régimen de adopción de acuerdos para incorporar a estos el nuevo bloque de competencias y funciones de carácter voluntario. Y respecto de las mancomunidades de interés general urbanas se ha procedido a ampliar los requisitos para su constitución haciendo más flexible la iniciativa de este tipo de mancomunidades.

En este proyecto de ley se materializa la simplificación de los espacios geográficos mediante una nueva clase con, en consecuencia, una nueva terminología: se eliminan las unidades básicas de ordenación y servicios del territorio (UBOST) y se sustituyen por las áreas funcionales.

La constitución de las áreas funcionales se facilita con la supresión de requisitos, que ahora se sustituye por criterios: primero, el de población, pues se rebaja a 2.000 habitantes -cuando antes era de 5.000 habitantes-; segundo, con la existencia de uno o varios municipios prestadores de servicios generales; y tercero, con un tiempo máximo de 30 minutos de acceso a los servicios generales.

En relación con la elaboración del mapa de áreas funcionales rurales, serán las diputaciones provinciales -antes las delegaciones territoriales- las que lo iniciarán en un plazo de 6 meses desde la aprobación de esta norma.

Finalmente, también sobre el mapa de áreas funcionales rurales, su aprobación se realizará mediante ley ordinaria, por lo que se sustituye la mayoría cualificada de dos tercios estipulada en la ley vigente en estos momentos.

Este proyecto de ley aprobado hoy por la Junta también recoge entre sus novedades la posible delimitación de nuevas áreas funcionales urbanas en municipios de un mínimo de 15.000 habitantes, cuando el límite vigente fija el mínimo en 19.000 habitantes.

La novedad más importante frente a las anteriores mancomunidades de interés general rurales es la nueva cartera de competencias y funciones, en la que se contempla una cartera de competencias más clara basada tan solo en dos bloques de competencias distintos. Otra novedad, respecto al modelo anterior, es que el ámbito territorial de las mancomunidades de interés general rurales estará basado a su vez en que este deberá coincidir sustancialmente con una o varias áreas funcionales rurales.

Por último, el proyecto de ley incluye regímenes especiales para el Enclave de Treviño y la Comarca de El Bierzo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento